Vinaora Nivo Slider 3.x

El sistema de pensiones en peligro.

Las frívolas declaraciones de Celia Villalobos, Presidenta de la Comisión del Pacto de Toledo en el Congreso, y la desidia e incapacidad en la gestión por parte de Fátima Bañez, Ministra de Empleo y Seguridad Social, explican la situación de emergencia de las Pensiones. En cualquier país con tradición democrática, las decisiones que han provocado el déficit de la Seguridad Social y el expolio de la hucha de las Pensiones habrían hecho caer al Gobierno.

El PP, con la complicidad y el sostén de Ciudadanos, representa una amenaza para la continuidad de unas Pensiones dignas. Para la izquierda, el sistema público de Pensiones es la mejor expresión del principio de solidaridad en un Estado de Bienestar y constituye la política con mayor capacidad de redistribución y de reducción de desigualdades.

La reforma laboral de 2012 y las políticas neoliberales de Rajoy buscan adelgazar el papel social del Estado y promover los Fondos de Pensiones privados. El resultado está a la vista: progresiva pérdida de poder adquisitivo de las pensiones, incertidumbre en los jubilados sobre si el Estado será capaz de pagar sus pensiones en los próximos años, y desesperanza por parte de la juventud en que algún día puedan contribuir y ser beneficiarios de un sistema que mantenga Pensiones contributivas dignas.

El PP ha expoliado el Fondo de Reserva de la Seguridad Social; la conocida como hucha de las Pensiones. El déficit ha llevado a Rajoy a sacar de la hucha 70.000 millones de euros (M€). Esa cantidad la heredó de Zapatero y hoy solo quedan 8.095 M€. Y si no se ha agotado totalmente ha sido como consecuencia del préstamo de 10.192 M€ del Estado a la Seguridad Social contenido en la Ley de Presupuestos Generales de 2017. A ello hay que añadir las cantidades retiradas del Fondo de Mutuas, por importe de 8.621 M€.

En definitiva, han utilizado 90.000 millones de euros adicionales a las cotizaciones para poder hacer frente al pago de las pensiones en el periodo 2012 - 2017. El año 2018 ha comenzado en la misma línea y el PP, en vez de proponer medidas serias en el marco del Pacto de Toledo y el diálogo social, seguirá endeudando a la Seguridad Social con otro crédito de 15.000 M€.

Necesitamos un nuevo modelo, integral y riguroso, que se apoye en más empleo de calidad para reequilibrar el sistema de financiación de las pensiones y hacerlo sostenible. Para ello, hay que consolidar el gasto, racionalizar diversas partidas e incrementar los ingresos de la Seguridad Social por diferentes vías. La propuesta del PSOE se resume en las siguientes medidas:

1.Derogar la Ley de reforma de las Pensiones impuesta por el PP en 2013, eliminando los mecanismos del factor de sostenibilidad y el índice de revalorización que atacan el poder adquisitivo de los pensionistas que debieran tener garantizada una subida anual del IPC.

2. Acabar con la política de precarización del empleo, los bajos salarios, la reducción de la tasa de cobertura del desempleo (caso de los trabajadores mayores de 52 años) y con las reducciones políticas a los empresarios en las cuotas de pago de las cotizaciones. Todo ello ha generado, en conjunto, una reducción de los ingresos por cuotas a la Seguridad Social y un déficit estructural insostenible (17.757 M€ en 2016), sin que el Gobierno de Rajoy haya reaccionado.

3. Racionalizar los gastos del sistema, desplazando a cargo de los Presupuestos Generales del Estado y no a costa de la Seguridad Social, aquellos que no corresponden a prestaciones, como son las medidas de fomento del empleo traducidas en reducciones de cuotas y tarifas planas a los empresarios.

4. Incrementar los ingresos con nuevos impuestos destinados anualmente a completar los ingresos por cotizaciones hasta que éstos se vuelvan a equilibrar con los gastos. En este sentido proponemos crear dos impuestos extraordinarios: a los beneficios de la Banca y a las transacciones financieras. Si toda la sociedad ha contribuido al rescate de las entidades financieras, este impuesto ha de servir para contribuir al rescate del sistema público de pensiones.

5. Modernizar la gestión del Fondo de Reserva a través de una regulación de los límites a la disposición de fondos con carácter anual. Mejorar la inspección para luchar contra el empleo irregular y evitar fraudes como los que afectan a millones de horas extras, la mitad de las cuales ni se pagan ni se cotizan a la Seguridad Social.

6. Aprobar una ley de igualdad laboral para eliminar la brecha salarial entre hombres y mujeres y la diferencia existente en la cuantía cercana al 40%. Y recuperar la iniciativa legislativa socialista de incrementar la pensión de viudedad para mayores de 65 años que no reciban otra pensión pública hasta alcanzar el 60% de la base reguladora.

Odón Elorza  /  Diputado Socialista por Gipuzkoa.

San Sebastián, 21 de enero de 2018 /  Publicado en El Diario Vasco el 23 de enero de 2018.

Archivo

« Febrero 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28        
Copyright © 2014 - odonelorza.com - Todos los derechos reservados.