Slider

Mi renuncia al aforamiento.

Estos días vuelve a estar de actualidad la polémica sobre la reforma y eliminación de los aforamientos de los diputados, condición recogida en la Constitución. Y como quiera que dicho “privilegio” me ha perjudicado a la hora de poder defenderme ante el juez ordinario de las injurias contenidas en una Noticia Falsa, difundida hace ocho meses en las redes sociales y en medios de la extrema derecha por la acción de Melchor Miralles y Mario Diez, he tomado la decisión de RENUNCIAR a mi condición de aforado en un escrito que registré el 23 de noviembre dirigido al Juzgado de Instrucción n.4 de San Sebastián.

En todo este tiempo, he padecido un linchamientos moral y una absoluta indefensión ante las diligencias previas que se han desarrollado en aquel Juzgado con un resultado de ausencia de pruebas, de testimonios de testigos y, por tanto, de indicios en relación con las gravísimas acusaciones que aparecieron en una denuncia falsa contra mi. Otras personas, también acusadas de parecidos delitos en la misma denuncia, sin ninguna prueba, han visto como el caso contra ellos se archivaba por el juez.

Sé por experiencia personal que la maquinaria judicial es lenta cuando tu honor ha sido ensuciado en las redes dejando una huella difícil de borrar. Sé la complejidad de lograr que la dirección de Twitter, Facebook o Google actúen para acabar con estrategias de intoxicación y calumnias contra las personas y eliminar aquellas huellas. Podría escribir un libro sobre lo que he vivido y los comportamientos miserables de los manipuladores que se mueven en las redes sin respetar ninguna regla.

Soy un político pero no por ello tengo que soportar semejante linchamiento pensado para que algunos se hagan propaganda a mi costa. Por eso reaccioné con querellas y por eso quiero ser coherente en relación con mi opinión sobre los aforamientos. La misma que me llevó el 20 de junio de 2013 (ver hemeroteca) a votar como diputado socialista a favor de una Moción presentada al Pleno del Congreso que pedía la progresiva eliminación de los aforamientos. Aquello me costó una multa disciplinaria de 600 euros por no seguir la línea de voto marcada por la dirección del Grupo Parlamentario Socialista Hay que tratar de ser coherente en las posiciones políticas.

Por todas esas razones he renunciado a mi condición de aforado. Quiero defender mi honor en los juzgados y, en especial, el buen nombre del Ayuntamiento de San Sebastián que presidí durante 20 años, una institución atacada aún en un Juzgado por los personajes citados en una pieza separada todavía no archivada. Algo que a casi nadie parece importar.

Mi concepto de la transparencia me obliga a explicar este enredo en mi blog. Acompaño, para entender mejor todo lo anterior, copia del texto presentado en el Juzgado.

 

PIEZA SEPARADA 30/2018

AL JUZGADO DE INSTRUCCIÓN N. 4 DE DONOSTIA-SAN SEBASTIAN

D. ..... , Procurador de los Tribunales, actuando en nombre y representación de D. ODÓN ELORZA GONZÅLEZ, tal y como se acredita con la escritura de poder que adjunto al presente escrito, y bajo la dirección letrada de D. …, ante el Juzgado comparece y como mejor proceda en derecho,

DICE,

PRIMERO.- Que mi representado está personado como parte perjudicada en las Diligencias Previas que bajo el nº 843/17 se siguen ante del Juzgado de Instrucción n. 2 de Donostia-San Sebastián.

SEGUNDO.- Que como consecuencia de las diligencias de investigación que en el seno de dicho procedimiento se están llevando a cabo (más concretamente, incorporación de testimonio solicitado), ha tenido conocimiento de la pieza separada 30/2018 tramitada en el Juzgado ante el que me dirijo a causa de una denuncia interpuesta por D. Mario Díez Fernández ante la Fiscalía General del Estado el 15 de febrero de 2018, denuncia en la que, entre otras personas, se imputan a mi representado delitos gravísimos y, por extensión, al Excmo. Ayuntamiento de Donostia-San Sebastián durante el período en que Odón Elorza fue Presidente-Alcalde del mismo.

Dicha denuncia provocó la apertura de aquella pieza separada en cuyo seno se han practicado de diligencias de investigación en busca de indicios de los delitos imputados.

TERCERO.- Ni de aquella denuncia, ni de las diligencias de investigación en busca de indicios contra mi representado, se ha dado traslado al mismo quien, hasta la incorporación del testimonio antedicho, sólo por numerosos comentarios publicados en las redes sociales y por las intervenciones del Letrado denunciante en algunos medios de comunicación), ha tenido un conocimiento parcial, confuso y equívoco de las mismas.

Huelga cualquier comentario acerca de la situación de absoluta de indefensión en la que, por tales omisiones, durante más de ocho meses se ha situado a mi representado, obligado a soportar atroces calumnias e insidias sin margen de maniobra de defensa alguna.

Esta situación motivó que mi representado solicitara la notificación del auto de archivo recaído en la mencionada pieza separada, pretensión que fue rechazada por el Juzgado ante el que me dirijo con el argumento de que no justificaba un interés legítimo. Argumento sorprendente por cuanto mejor que nadie, el Instructor, que conocía la denuncia interpuesta, entre otras personas, contra mi representado y estaba llevando a cabo diligencias de investigación en busca de indicios de los delitos que se imputaban al mismo, era consciente del interés legítimo que asistía al Sr. Elorza en la obtención de dicha resolución. Sorprendente también la decisión cuando, además de lo señalado, en el escrito por el que se instó la notificación se adujo la existencia de un procedimiento en el Juzgado de Instrucción nº 5 de Madrid (DIP 1392/2018) incoado en virtud de querella interpuesta por mi representado contra D. Melchor Miralles por calumnias consistentes en la imputación de los mismo delitos que en la denuncia del Sr. Díez se me atribuyen.

Sirva pues, todo lo anterior, para justificar mi INTERES LEGITIMO en la personación de la pieza separada que, mediante el presento escrito, solicito.

CUARTO.- Sentado lo anterior, un examen atento y sosegado tanto de la denuncia como del resultado de las diligencias practicadas evidencia la absoluta falsedad de las imputaciones realizadas en aquélla por cuanto no se ha podido constatar la existencia de indicio alguno, sea directo, indirecto o circunstancial de los gravísimos delitos imputados.

Se constata también que esta absoluta falta de indicios ha motivado un auto de sobreseimiento y archivo por parte del Juzgado instructor. Ahora bien, en dicho auto, por lo demás harto confuso (dicho sea en estrictos términos de defensa), pese a reconocerse la inexistencia de indicios, se alude a la condición de aforado de mi representado como obstáculo procesal para la apertura de un procedimiento penal en forma y se deja abierta la investigación en lo que a posibles delitos cometidos en el seno del Ayuntamiento en la época en que mi representado era Alcalde-Presidente se refiere, a quienes, de nuevo, con ambas consideraciones, se coloca bajo una insidiosa sospecha.

Pues bien, una vez admitida la personación y a fin de colaborar en la defensa del buen nombre y reputación del Excmo. Ayuntamiento de Donostia-San Sebastián y de mi representado, se solicita la incorporación a la pieza separada de dos documentos oficiales, que se aportan al presente, uno suscrito por el Interventor General responsable de fiscalización y contabilidad del citado Ayuntamiento y el segundo, por el Gerente de la Sociedad Fomento de San Sebastián SA.

Se comprobará que en ambos documentos, más allá de las insidias y cábalas que de nuevo hace el Letrado denunciante en su escrito de 25 de julio pasado (en respuesta al Auto de 9 de julio), se deja bien a las claras la ausencia de cualquier relación contractual o de financiación mediante pago o subvención del Ayuntamiento tanto en relación con D. Jose Juan Cabezudo Zabala y sus sociedades, como con D. Iñigo Olasagasti y su empresa First Model SL a lo largo del periodo 1991 - 2011.

QUINTO.- Que además de lo anterior, para materializar su colaboración con ese Juzgado y con la legítima finalidad de poner fin al grave padecimiento moral e incluso “linchamiento” al que mi representado viene siendo sometido, por medio del presente escrito (suscrito por él mismo) muestra su total disposición a prestar declaración si el Instructor lo considera necesario en aras a aclarar cualquier cuestión o duda que existiera sobre su honorabilidad frente a las calumnias de que viene siendo objeto, haciendo para ello expresa RENUNCIA a su condición de aforado, como Diputado al Congreso por Gipuzkoa,

Por lo anteriormente expuesto,

AL JUZGADO SUPLICO : -Que teniendo por presentado el presente escrito se sirva admitirlo y, en su virtud:

1.- que en la representación que ostento de D. Odón Elorza González se me tenga como personado en la presente causa por acreditar un legítimo interés en la misma, entendiéndose las sucesivas actuaciones conmigo, dándose vista de todo lo actuado hasta la fecha que no obre en el testimonio remitido al Juzgado de Instrucción nº 2;

2.- se me notifique en forma el auto de 9 de julio pasado;

3.- se admitan, para su incorporación a la causa, los documentos expedidos por funcionarios del Excmo. Ayuntamiento de Donostia-San Sebastián que se adjuntan al presente escrito;

4.- se tengan por causadas las manifestaciones contenidas en el apartado QUINTO del mismo, actuándose en consecuencia.

Por ser de justicia que pido en Donostia-San Sebastián a 23 de noviembre de 2018. (Siguen las tres firmas) 

Odón Elorza

Espacio de diálogo e interacción con el diputado socialista por Gipuzkoa.

Copyright © 2014 - 2018 - Odón Elorza. Todos los derechos reservados.