Slider

El diputado 84.

Me siento afortunado por haber formado parte del Grupo Socialista en el Congreso tras vivir, en estos casi tres años, experiencias muy dispares. Lo afirmo por encima de los diferentes posicionamientos que cada diputado adoptó, como militantes del PSOE, ante la crisis que se desató en octubre de 2016 por el sentido del voto socialista a la investidura de Rajoy, lo que provocó la coherente renuncia de Pedro Sánchez. Un Grupo que, tras las duras primarias que dejaron heridas, supo rehacerse y mantener unido en la dedicación a su trabajo parlamentario y en la defensa de un proyecto socialdemócrata renovado para el siglo XXI.

Tuvimos que superar momentos de mucha tensión interna, en los que algunos recibimos sanciones, para a continuación configurar un colectivo que lideró las iniciativas de la oposición tras la victoria en las primarias de Pedro Sánchez. Después, aprobada la Moción de Censura, el Grupo Parlamentario ha trabajado aprendiendo sobre la marcha su nuevo papel de apoyo al Gobierno para complementar las medidas de la agenda social aprobadas por el Consejo de Ministros y el Congreso, además de defender y explicar durante nueve meses, en todos los foros públicos, las posiciones del Gobierno y su proyecto presupuestario.

Me considero el último de la fila de los 84 diputados, porque he aprendido de todos ellos y ellas, de sus conocimientos, preparación y esfuerzo. Suponía un reto sostener con ilusión, durante un tiempo imprevisible, a un Gobierno socialista apoyado por una minoría de solo 84 votos. Lo mismo que mantener la cohesión interna en situaciones delicadas y ante votaciones con las que los enemigos del PSOE buscaban provocar controversias o indisciplinas. Ambas pruebas fueron superadas.

Hemos preservado la lealtad al nuevo proyecto Socialdemócrata del PSOE; un proyecto ambicioso en cuanto a los compromisos de la agenda social y que contempla respuestas transformadoras ante los nuevos desafíos de la globalización, la revolución tecnológica, el cambio climático y la sostenibilidad de nuestra economía. Se trataba, como prioridad, de devolver la dignidad a la vida cotidiana de millones de familias, tarea iniciada por el Gobierno de Pedro Sánchez y que debiera continuar en la próxima legislatura para consolidar y ampliar objetivos frente a quienes proponen una involucion que nos traslade al año 1977.

Los parlamentarios socialistas respondimos sin fisuras a las iniciativas de unas derechas irresponsables que lanzaban en el Parlamento propuestas reaccionarias y discursos llenos de falsedades. Los 84 hombres y mujeres hemos sido una piña a la hora de presentar propuestas para superar los dramáticos efectos en la ciudadanía de la crisis económico-financiera. También en la defensa del diálogo como vía para encontrar salidas incluyentes a la crisis constitucional en Cataluña o en la idea de hacer avanzar un modelo federal de convivencia y autogobierno de sus Pueblos en una España plural.

Sé que ha habido momentos y votaciones complejas pero el Grupo ha actuado como un bloque hasta el final, detrás de las portavoces Margarita Robles y Adriana Lastra, conscientes de lo que había en juego. Pero el rechazo a los presupuestos sociales para 2019, consecuencia de la extraña confluencia de intereses estratégicos entre las derechas y los partidos secesionistas de ERC, PDECat y Bildu, ha llevado al Presidente a disolver el Parlamento por razones de coherencia democrática y de dignidad del propio Gobierno. No se podía continuar. 

La “aventura” acaba para los 84 diputados y diputadas resistentes que hemos vivido una experiencia apasionante y dura a la vez. Pero, en todo caso, gratificante en lo político y en lo personal. A partir del 28 de abril cada cual seguirá su camino: en la política, en la vida profesional o en la búsqueda de empleo, porque nada está escrito. Aunque continuará nuestro vínculo.

Nos queda un ejercicio a realizar en las próximas semanas: rendir cuentas de nuestra labor en las respectivas circunscripciones electorales. No importa que suene a pre-campaña; es nuestra obligación ética. Conscientes de que no hemos podido alcanzar desde el Gobierno todos los objetivos de cambio y transformación que nos propusimos para este periodo nacido en la inestabilidad y rodeado de incertidumbres. El bloqueo de la Mesa del Congreso, controlado por el PP y C’s, ha impedido, por su parte, la tramitación de 50 leyes necesarias para avanzar en la recuperación del Estado de Bienestar y en el desarrollo de un nuevo modelo económico sostenible en el marco de una transición energética.  

No tengo dudas de que el balance final de la gestión de gobierno, incluidas 19 leyes y 28 decretos leyes, es muy satisfactorio. Aún con los errores y contradicciones propias de quienes, de repente, aterrizan en Moncloa y en los Ministerios y se ven ante la responsabilidad de gobernar un país tras el éxito inesperado de la Moción de Censura.

Recogimos un país desmoralizado por los casos de corrupción, con una gran desconfianza en las instituciones y en una senda engañosa de crecimiento económico orientado con medidas que provocaban más desigualdades y más precariedad. En medio de un proceso de grave crisis constitucional y de la convivencia en Cataluña y con una fiscalidad contraria a la justa redistribución de las cargas y al reparto de la riqueza.

Hemos llegado a una cita histórica y decisiva para el futuro de la democracia y de la cohesión social y territorial en esta España convulsa. Nadie sabe con seguridad cómo evolucionará el Grupo Socialista a partir de los actuales 84. Pero los que lleguen tras las elecciones del 28 de abril serán conscientes del mandato ciudadano para frenar una involución del Estado Social y Democrático de Derecho.

Vivimos un tiempo en el que el sistema democrático se ve presionado por los grandes poderes económicos y por los fenómenos del populismo y de los nacionalismos de confrontación. Precisamente cuando se han cumplido 40 años de una Constitución que necesita reformas urgentes y de una democracia que exige ser defendida y reforzada frente a la desidia de las derechas.

Odón Elorza / Diputado Socialista por Gipuzkoa

San Sebastián 22 de febrero de 2019 / Publicado en infolibre.es

Odón Elorza

Espacio de diálogo e interacción con el diputado socialista por Gipuzkoa.

Copyright © 2014 - 2018 - Odón Elorza. Todos los derechos reservados.