Slider

Mi reflexión sobre la gestión del alcalde PNV en San Sebastián.

En vísperas de las elecciones municipales, me siento en la necesidad de hacer una breve reflexión pública sobre la gestión del actual alcalde nacionalista en San Sebastián, Sr. Goya. De entrada es llamativo que no haya hecho un ejercicio democrático de rendición de cuentas sobre su gestión en el periodo 2015-2019.

Lo cierto es que los árboles no dejan ver el bosque y la venta de ciudad resulta un espejismo por la falta de liderazgo en la alcaldía. El éxito turístico de la ciudad -algo previsible tras el final del terrorismo- y la proliferación de gran número de hoteles y pisos en alquiler para turistas, no dejan ver la realidad de una ciudad que ve agravado el viejo problema de la vivienda.

Ello es consecuencia de una oferta insuficiente de viviendas protegidas, en especial en régimen de alquiler. La razón es que el PNV falló en la planificación para afrontar un problema que se veía venir ya desde el anterior mandato de Bildu. Ahora nos encontramos con una producción escasa de pisos en alquiler para jóvenes y familias de pocos recursos. Y con una subida desmesurada del precio de la vivienda en la ciudad ante la ausencia de medidas de choque serias.

De ahí que considere como negativa la gestión de la alcaldía, aún teniendo todo a su favor. Por ejemplo el estado de las finanzas municipales, habiéndolas encontrado con superávit; la herencia recibida con proyectos claves realizados y actuaciones urbanísticas ya en marcha o con una avanzada planificación urbanística; y la importante repercusión en todos los ámbitos de la desaparición de ETA y de la normalización de la convivencia en nuestras calles.

Pero, además, tengo la impresión de que la ciudadanía ha olvidado muy pronto un error imperdonable de gestión para una ciudad, como San Sebastián, de gran tradición y actividad cultural.

El alcalde, ni supo trabajar las potencialidades de futuro que ofrecía la continuidad del proyecto cultural ganador que le dejamos en herencia ni fue capaz de aprovechar las oportunidades que suponía la celebración en San Sebastián de la Capitalidad Europea de la Cultura en el año 2016, aún a pesar de ofrecerle toda mi colaboración de manera desinteresada. Aquello fue un auténtico desastre que costó un dinero, con el proyecto ganador desfigurado y de lo que nadie se hizo responsable. No ha dejado ninguna huella. 

Es más, la vida cultural y las organizaciones culturales no han recibido un nuevo impulso como consecuencia de la Capitalidad Europea de la Cultura. En mi opinión se ha perdido intensidad y no se ha visto reforzada nuestra oferta cultural en el panorama nacional e internacional.

De esto tampoco ha rendido cuentas un PNV que despreció, aquí y desde el Gobierno Vasco, un evento histórico irrepetible. Esta chapuza no debería salirle gratis. 

El alcalde Sr. Goya, en las negociaciones con el Gobierno de España sobre proyectos estratégicos, como el traslado de los Cuarteles de Loiola, la Pasarela peatonal de Sagües a Monpás, el traslado de la Carcel o la consolidación del aeropuerto, no ha conseguido ningún avance.

Por otra parte, nuestra ciudad no ha afrontado en estos cuatro años la actualización participativa de su Plan Estratégico para afrontar los nuevos problemas (como el envejecimiento y la soledad) o los desafíos locales y globales de los próximos díez años.

Tampoco se conoce ningún proyecto estratégico innovador que represente una ilusión y tarea colectiva para los donostiarras en el medio y largo plazo.

¡Lamentable panorama ante el que no quiero guardar un silencio complice!

Odón Elorza

San Sebastián 23 de mayo de 2019.

Odón Elorza

Espacio de diálogo e interacción con el diputado socialista por Gipuzkoa.

Copyright © 2014 - 2018 - Odón Elorza. Todos los derechos reservados.