Slider

VOX no debería decidir la formación de gobiernos. Pactos transparentes.

La confusión no puede instalarse en la opinión pública en los días posteriores al proceso de elecciones que hemos vivido. La coherencia y la transparencia son valores que han de presidir un tiempo de pactos con apertura de diálogos y negociaciones.

Lo cierto es que habiendo ganado el PSOE, el pasado domingo 26M, en Zaragoza, Castilla y León, Jaén, Aragón, Burgos, CCAA de Madrid, Badajoz, Granada, CCAA de Murcia, Logroño, etc, la suma con Podemos no da la mayoría absoluta para gobernar esas instituciones, como habíamos deseado.

¿Entonces, qué tendría que hacer el PSOE en esta situación? Puede resignarse y no hacer nada o buscar posibles salidas metiendo presión a Rivera y Cs para tratar de impedir que PP+VOX+Cs lo decidan todo, gobernando en los territorios y ciudades señaladas con un Frente Nacional iniciado en Andalucía.

Abrir este debate es cuando menos un ejercicio democrático obligado. Porque eso es la política. Al igual que moverse y explicar por qué la extrema derecha no debe convertirse en una pieza clave en la configuración de las instituciones de nuestra democracia.

No estoy hablando, porque lo rechazo plenamente, de un acuerdo de gobierno para España con Rivera y Cs. En mi opinión, Cs es un partido alejado de las políticas reformistas y del regeneracionismo. Considero que a nivel estatal necesitamos conformar un bloque en el Congreso, mínimo de 165 diputados progresistas, que garantice al gobierno estabilidad y el cumplimiento de un programa de justicia social con reformas en profundidad y reabriendo el diálogo constitucional en Cataluña.

Sepamos diferenciar en las negociaciones los planos institucionales: el estatal, autonómico y local. Y no olvidemos que todos los acuerdos de gobierno o de investidura que alcancemos serán sometidos a CONSULTAS entre la militancia del PSOE en las urnas que se instalarán en las Casas del Pueblo, según establecen los Estatutos Federales. 

En cualquier caso, no será fácil evitar las políticas de involución que pretenden las tres derechas en los citados territorios y municipios. Aunque la peor respuesta de la izquierda sería no hacer nada y dejar que sea VOX el que decida quién gobernará en Madrid capital y CCAA, entre muchos otros ejemplos. 

La izquierda no puede instalarse en la rigidez estratégica y en el falso purismo. Tampoco sería admisible la incoherencia ideológica y programática para gobernar a cualquier precio. Hace falta un discurso clarificador, cívico, coherente y transparente para que la ciudadanía no caiga, en este proceso de pactos, ni el el desánimo ni en la confusión.

Odón Elorza  /  Diputado Socialista por Gipuzkoa

San Sebastián 30 de mayo de 2019

Odón Elorza

Espacio de diálogo e interacción con el diputado socialista por Gipuzkoa.

Copyright © 2014 - 2018 - Odón Elorza. Todos los derechos reservados.