Slider

Investidura fallida : me siento responsable.

Aún con años de experiencia política, me resultó duro vivir en directo, palabra a palabra, dardo a dardo, un debate bronco como el del lunes 22 por la tarde en el Congreso, entre Pedro Sánchez, candidato a la investidura, y Pablo Iglesias. Me sirvió para comprobar cómo nos destrozábamos las izquierdas, en un mar de reproches y desconfianzas, en vez de acercarnos para construir un pacto histórico que hiciera posible un gobierno de coalición.

En estas líneas no busco señalar culpable o culpables. Conozco la complejidad de negociar un pacto y el peso que tienen las inercias respectivas a la hora de negociar cómo compartir gobierno. Recuerdo las dificultades que tuve que superar en la formación de los diferentes gobiernos de coalición, transversales unos y de izquierdas otros, durante los 20 años que estuve en la Alcaldía de San Sebastián. Con ETA atentando en la calle y presente en el Ayuntamiento.

Solo los muy cafeteros podrían, estando en juego algo tan importante como la gobernabilidad de España con un programa Socialdemócrata, jalear sin ninguna reserva mental un discurso de soberbia, alejado del necesario ejercicio del diálogo y de la búsqueda del entendimiento.

Esta confrontación, en clave de fractura, se ha producido en presencia de las tres derechas, quienes cada vez más crecidas amenazan al Estado Social y Democrático de Derecho con un programa de involución. Quizás piensen que han recuperado la opción de un nuevo asalto a La Moncloa en caso de convocarse elecciones anticipadas.

Por todo ello, hoy martes es para mi un día amargo. Aunque no pierdo la esperanza de que, finalmente, se imponga la grandeza de la política para hacer posible un pacto razonable que garantice aplicar las reformas y transformaciones que demanda la mayoría social. También lo reclama el interés general para evitar un bloqueo que paralizaría las más importantes instituciones de España y, por tanto, la toma de decisiones ante los desafíos que se acumulan. Nuestro país necesita un proyecto colectivo en el que estén presentes la épica, la resiliencia y la ética política.

Lo cierto es que nunca hubo tanta necesidad de practicar el diálogo y el entendimiento entre dos izquierdas que representan culturas diferentes. La ciudadanía se alejará de la política si los políticos no damos soluciones mientras la democracia se debilita tras la celebración de elecciones cuyos resultados no sabemos gestionar. Asumo mi responsabilidad en la parte que me toca. 

Odón Elorza / Diputado Socialista por Gipuzkoa.

Palacio del Congreso, a 23 de julio de 2019.

Odón Elorza

Espacio de diálogo e interacción con el diputado socialista por Gipuzkoa.

Copyright © 2014 - 2018 - Odón Elorza. Todos los derechos reservados.