Slider

Un virus tumba la Bolsa mundial : ¿Qué hacer?

La globalización, con la enorme movilidad que propicia en las personas, nos está jugando una mala pasada al conjunto de la humanidad. Se vive con preocupación o en estado de alarma, la expansión del Coronavirus por encima de fronteras y sin hacer distinciones.

Y si bien es cierto que en el calendario de previsiones para el inicio de 2020 había otros conflictos anunciados, el caso del virus Covid19 ha sido un terremoto inesperado. Ha puesto en jaque a gobiernos poderosos, colocado a los grandes líderes políticos ante la insignificante levedad del ser, retirado de la actualidad informativa guerras comerciales y militares, relegadas las noticias sobre las terribles consecuencias de la crisis climática o sobre las migraciones desde Siria o Libia a Europa.

El coronavirus nos plantea un reto colectivo ante el que no caben actitudes partidistas. Una epidemia previsible en este siglo que nos coloca en una posición de total incertidumbre. Como es un problema que a todos nos afecta, debemos tratar de actuar unidos, con responsabilidad y resiliencia. No asistimos a una película de ciencia ficción sino a una amenaza real que los profesionales de la sanidad pública -la de los recortes- está combatiendo. Y SOLO ganaremos esta lucha entre todos.

Este drama nos debe empujar a seguir con gran disciplina todas las recomendaciones de la autoridad sanitaria, ya en aplicación, así como a la aceptación de la posible suspensión - algo que me parece inevitable- de grandes eventos festivos, religiosos y deportivos que concentran a miles de personas -de diferentes procedencias- a celebrar en España para las próximas fechas. Hasta el Congreso ha cerrado hoy, un día antes que los colegios y la Universidad.

En un mundo de grandes avances científicos y tecnológicos, que sorprenden en el caso de la inteligencia artificial o la robótica, se nos ha colado un virus animal viajando desde un mercado de China. Un virus que ha conseguido tumbar la Bolsa y destrozar la economía global por un periodo de tiempo que nadie puede pronosticar.

La incertidumbre preside la vida del Planeta y obliga a reflexionar sobre cuáles son nuestros retos colectivos y las debilidades. El desafío exige un ejercicio de responsabilidad militante colectiva, junto a una coordinación de medidas en todos los Estados. Es el momento de actuar desde la ONU y la OMS, pasando por la UE y el BCE. En nuestro caso, la responsabilidad es sobre todo de la UE que tiene que ejercer el liderazgo que se le supone, acordando medidas sanitarias y económicas por las graves repercusiones para las economías nacionales de los 27 Estados.

Ante el panorama, muchas personas acudimos a la resiliencia, que es la capacidad que tenemos de afrontar y no ceder frente a la adversidad para seguir luchando y creyendo en un futuro. La resiliencia es un mecanismo que nos permite adaptarnos a las tragedias, la angustia y las amenazas. En estas situaciones, yo creo siempre en el papel de una política eficaz y transparente, aquella que desde la defensa de lo colectivo prevé y sabe tomar decisiones justas y a tiempo.


Odón Elorza / 
Diputado del PSE/PSOE por Gipuzkoa.

10 de marzo de 2020.

Odón Elorza

Espacio de diálogo e interacción con el diputado socialista por Gipuzkoa.

Copyright © 2014 - 2018 - Odón Elorza. Todos los derechos reservados.