La investigación al emérito: entre la crispación y la inmoralidad.

Por transparencia, me siento obligado a hacer unas reflexiones en este blog al hilo del nuevo rechazo del PSOE, en la Mesa del Congreso, a la creación de una Comisión de Investigación sobre el uso de tarjetas “black” por parte del rey emérito, Don Juan Carlos, y de otras personas de su círculo.

No creo en los silencios en política sino en la actitud responsable de dar la cara y explicar las razones de cada decisión. Por lo menos aquí explicaré mi posición personal, respetando las demás.

Empezaré con una sencilla pregunta: ¿Hace falta una investigación política para saber que Dn Juan Carlos no puede seguir siendo emérito, con título y honores por supuestos méritos del pasado, cuando ha abusado de su pretendida inviolabilidad para actuar inmoralmente, cuando arrastra con cinismo comportamientos de fraude fiscal y, además, ofrece el mal ejemplo y la mala imagen para España de residir en un país reaccionario y no democrático como son los Emiratos Árabes Unidos? Aunque figuren en la camiseta deportiva de un gran club.

No veo que una Comisión de Investigación política, en la que no comparecerían ni el emérito ni su familia ni los íntimos fuera de utilidad para aclarar nada. Y sí un nuevo factor de bronca, crispación e inestabilidad que promoverían las derechas y los medios a su servicio. 

Es innegable que una Comisión de Investigación en el Congreso, con la batalla de fondo sobre La Corona que buscan algunos grupos, supondría abrir otro frente de crispación en medio de un estado de emergencias, desacuerdos y confrontaciones que desbordan el hartazgo de buena parte de la sociedad. ¿Necesitamos en España abrir más frentes para polarizar y crispar?

Son los jueces y fiscales, sin olvidar a Hacienda, quienes tienen que investigar a fondo, sin interferencias, los comportamientos ilegales en los que pudiera haber incurrido el emérito, persona que ya fue desautorizada y puesta en evidencia por su propio hijo el pasado marzo y mediante nota oficial de la Zarzuela. De no hacerlo, aumentará la desconfianza en las instituciones de la democracia. 

Tengo desde hace meses un tuit fijado en mi perfil de twitter - @odonelorza2011 - donde expongo hasta tres articulos publicados con propuestas concretas sobre cómo resolver, desde un planteamiento democrático, las controversias que afectan a Dn. Juan Carlos, el Rey, la Familia Real y La Corona. Siempre en respuesta al debate sobre la existencia en la Constitución de la inviolabilidad para el Rey -solo en sus actuaciones como Jefe de Estado- y sobre la ausencia de la necesaria transparencia pública de los patrimonios de cada miembro de la Familia Real.

Hablo como socialista y republicano sin ningún complejo, expresando mi sincera opinión y pensando en el terrible escenario en el que vivimos hoy y en cuáles han de ser las prioridades de la acción política. Sin embargo, no desprecio otras opiniones, como la de UP.

Por cierto, el hecho ahora conocido de que Patrimonio Nacional pague los sueldos y viajes del personal de apoyo desplazado a los Emiratos para asistir al rey emérito, debe explicarse sin dilación y con total transparencia. Con la que está cayendo por culpa de las informaciones que provocan los negocios y comportamientos fiscales del emérito, me resulta inmoral que el país tenga que correr con esos gastos. ¿No debería pagarlos de su bolsillo?

Odón Elorza

Espacio de diálogo e interacción con el diputado socialista por Gipuzkoa.

Copyright © 2014 - 2018 - Odón Elorza. Todos los derechos reservados.