De Cuartel Militar a barrio sostenible de vivienda pública en San Sebastián.

Hoy expliqué, en la rueda de prensa celebrada en San Sebastián, mi análisis y posición sobre la negociación en curso entre el Ayuntamiento de San Sebastián y el Ministerio de Defensa para la venta y traslado de los actuales Cuarteles de Loiola.

Los Presupuestos Generales del Estado para 2021 incluyen una feliz disposición adicional por la que “el Gobierno de Pedro Sánchez procederá, durante el ejercicio 2021, a enajenar al Ayuntamiento de San Sebastián los terrenos que en la actualidad ocupa el acuartelamiento en Loiola”. El esperado acuerdo permitirá disponer de 18 hectáreas en una ciudad con un importante problema de falta de suelo edificable y vivienda cara, con el objetivo de desarrollar una operación de vivienda, preferentemente pública y en alquiler.

Con la negociación y el traslado del Cuartel del Ejército de Tierra al territorio contiguo de la Hípica Militar, el Ayuntamiento debería empezar a trabajar la convocatoria de un concurso de ideas para proyectar el nuevo barrio con una vida urbana de calidad y edificios eficientes.

Ello permitirá acometer un Proyecto Piloto dentro de la Agenda Urbana Europea, centrado en la renovación y regeneración urbana con la recuperación racional de un suelo para promover vivienda pública, preferentemente en alquiler.

El modelo innovador a seguir debe ser el de un barrio ecológico y sostenible, con cohesión social, construcciones eficientes y con certificación energética, con accesibilidad a las nuevas tecnologías, movilidad sostenible y singularidad en su vida económicas (comercial, terciario y actividades creativas). Este tipo de intervención en Vivienda pudiera acogerse al Plan de Recuperación del Gobierno de España para la reactivación económica y a los Fondos Europeos.

Será necesario tramitar una modificación del Plan General de Urbanismo de la ciudad para recalificar los nuevos suelos edificables y reutilizar un suelo llano, en la vega del río Urumea, bien situado en la trama urbana, cercano a dos estaciones de ferrocarril y conectado ya al Parque público de Ametzagaina de 30 hectáreas. El nuevo desarrollo debiera idearse para conseguir sinergias y relaciones de complementariedad, incluida la dotación de equipamientos, con el actual barrio de Loiola, con la renovación urbanística de la antigua zona de Ciudad Jardin y con el eje del Boulevard hacia Riberas.

En mi opinión, esos terrenos deberán acoger, como objetivo, un desarrollo urbanístico que se podría aproximar a 2000 viviendas, con un 70% de vivienda pública y un desarrollo edificatorio en altura suficiente.

Como diputado del PSE-EE por Gipuzkoa y de acuerdo con el compromiso que adquirí ante los electores en las sucesivas Elecciones Generales, desde 2011, en favor de conseguir la disponibilidad de esos terrenos, actuaré para que culmine la negociación entre el Ayuntamiento de San Sebastián y el Ministerio de Defensa. Deberá fijarse un precio razonable para la enajenación de los terrenos en los que se ubica el Cuartel, que lleva un tiempo infrautilizado.

De esa manera, la ciudad logrará impulsar un proyecto innovador de vivienda pensando especialmente en la gente joven, cumpliendo así una vieja aspiración ciudadana en el último suelo llano de entidad que queda en San Sebastián.

San Sebastián 22 de enero de 2021

Odón Elorza

Espacio de diálogo e interacción con el diputado socialista por Gipuzkoa.

Copyright © 2014 - 2018 - Odón Elorza. Todos los derechos reservados.