San Sebastián debe apostar por la bicicleta. Propuesta de medidas.

No estábamos tan locos los Socialistas donostiarras cuando en el año 2000 acordamos, desde la Alcaldía de San Sebastián, impulsar el Plan de Movilidad Sostenible poniendo en marcha una actuación simbólica que consistía en una intervención en la ancha calzada del Paseo de La Concha. Así, creamos un carril bici en medio de una gran polémica provocada por los defensores de los privilegios de los coches en la ciudad que no querían ceder espacios de las calzadas en favor de las bicicletas.

Al mismo tiempo, acordamos otras actuaciones en movilidad sostenible para ampliar la red de carriles bici por casi toda la ciudad, colocar aparcabicis, contratar un servicio público de bicicletas con batería de apoyo y convertir un viejo túnel ferroviario de dos kilómetros en el barrio de Morlans -acondicionado con imaginación- para su utilización segura por las bicis, en una nueva conexión estratégica de Amara con Igara, Bera Bera, Lorea, Ibaeta y el Campus Universitario.

La red para bicicletas ha funcionado bien. Pero veinte años después, con el aumento de bicis en nuestra ciudad, resulta insuficiente. Aún reconociendo mejoras evidentes, ha de ampliarse la red con más decisión y eliminar riesgos existentes para peatones y ciclistas. Por ello, es necesario afrontar nuevas medidas actuando sobre la calzada para dar entrada a la circulación de las bicis con garantías de seguridad.  

Se trata de una contribución urbana al combate general del Planeta para frenar el cambio climatico, promoviendo la reducción del uso de los vehículos en la ciudad. Debemos rebajar la contaminación y promover la utilización de la bicicleta como una filosofía de vida saludable.

Como ciclista urbano habitual a lo largo del año, observo las carencias que tiene San Sebastián para convertirse en una ciudad de referencia en España y Europa por sus condiciones para la movilidad ciclista. La clave reside ahora en compartir más calzadas con los coches, extendiendo las áreas 10, 20 y 30 Km/h de velocidad máxima. Zonas bien señalizadas con el objetivo de reforzar el respeto a los ciclistas en las calzadas de calles de velocidad limitada.

En concreto, en el Centro de San Sebastian es necesario: un nuevo Plan para dar continuidad al carril bici del Boulevard en recto -sacándolo de La Bretxa- hasta la Avda de La Zurriola; prolongar el existente en la calle Easo hasta la Avda de La Libertad y su conexión con el que debe crearse por la calle Miramar; un nuevo carril bici a lo largo de la calle Zubieta que permita suprimir el que discurre por el Paseo peatonal de La Concha, eliminando así riesgos de accidentes a los peatones en intersecciones y aprovechando espacios del Paseo de La Concha para situar los aparcabicis de la playa con entrada y salida desde las calles que parten de Zubieta.

En el caso del Barrio de Gros se necesita una vía de entrada unidireccional por el circuito de Paseo Colon, calle Nueva y Secundino Esnaola (delimitando zona 20 en la calzada) hasta la Avda de Navarra. Además, otra vía de salida hacia el Centro, bajando por Zabaleta (con cambio de sentido), siguiendo por el lateral peatonal menos concurrido de Plaza Cataluña hasta la conexión con el Paseo de Colón.

Por otra parte, los ejes para bicicletas en Bergara-Prim, Gran Via e Iparraguirre deben ser señalizadas como zonas 20 o 30. En el Paseo de Colón, el estrecho bidegorri existente -como otros muchos- ha de continuar hasta la calle Usandizaga.

En el barrio del Antiguo es necesario establecer una conexión clara y segura del carril que sale del túnel hasta la calzada de la calle Matia y señalizar como zona 30 un carril en la Avda Zumalakárregi, entre calle Benta Berri y Avda Satrústegi.

Tras años de parón, el nuevo Boulevard de Loiola, a lo largo de la Travesía del Barrio, incorporará un bidegorri para conectar con la Glorieta de Riberas donde enlazaría con la red existente en dirección a Amara, Centro o a Egia por la Pasarela sobre el río. Se precisa, también, una solución para conectar Riberas de Loiola con el area Tabakalera-Egia a través del Camino de Mundaiz.

Por último, el Ayuntamiento ha de resolver las situaciones de riesgo para peatones en puntos de cruce con las bicis en puntos como la Plaza de Euskadi, inicio de Republica Argentina con el puente Santa Catalina, Avda de la Libertad con esquina calle Miramar, Puente del Kursaal con inicio Paseo de Salamanca, etc.

Superados los veinte años de vigencia del Plan de Movilidad, las bicis tienen que saltar a la calzada en el marco de un nuevo Plan más adaptado a las necesidades de estos tiempos de transición ecológica. Y hacerlo con garantías de seguridad, como en muchas ciudades europeas, para que la bici ocupe su sitio en calzadas bien señalizadas, compartiendo espacio con los coches, en calles tranquilas que ofrezcan condiciones para favorecer su circulación.

Confío en que el Ayuntamiento abra una consulta pública y un debate participativo para acometer, sin demora, nuevas actuaciones en favor de las bicicletas en San Sebastián.  

Odón Elorza / Diputado por Gipuzkoa y ex Alcalde de San Sebastián (1991-2011)

Publicado en El Diario Vasco el 17 de febrero de 2021.

Odón Elorza

Espacio de diálogo e interacción con el diputado socialista por Gipuzkoa.

Copyright © 2014 - 2018 - Odón Elorza. Todos los derechos reservados.