Un Primero de Mayo 2021 ante nuevos desafíos.

1 de Mayo de 2001, año de pandemia y crisis en todo el Planeta.

Es un PRIMERO de MAYO diferente que nos llama a seguir luchando por la igualdad y por conseguir condiciones dignas de trabajo en una sociedad mucho más compleja en sus estructuras sociales y en un sistema que agudiza sus contradicciones y extiende las desigualdades, la precariedad y la pobreza.

Hoy celebramos un 1 de mayo en circunstancias en las que nuestro Planeta lucha para controlar una pandemia asesina que requiere una auténtica cooperación global entre los Estados democráticos -ante el egoísmo de las grandes farmacéuticas- y para frenar el cambio climático que pone en cuestión la supervivencia de la humanidad.

Además, en esta fecha simbólica de lucha fraternal, debemos reflexionar sobre cómo afrontar los nuevos retos de democratizar una globalización descontrolada, armonizar con sentido de equidad la fiscalidad y hacer posible la transición hacia una economía digital con sus procesos de robotización y nuevas fórmulas de organización de los sistemas de trabajo.

La izquierda y el conjunto de los movimientos progresistas deben ser conscientes de la dimensión internacionalista de estos desafíos y de la necesidad de una estrategia común para profundizar la Democracia ante las amenazas de los partidos populistas y de extrema derecha.

Odón Elorza

Espacio de diálogo e interacción con el diputado socialista por Gipuzkoa.

Copyright © 2014 - 2018 - Odón Elorza. Todos los derechos reservados.