¿La Piazza del Duomo en San Sebastián?

¿Se parecerá la donostiarra Plaza del Buen Pastor a la maravillosa Piazza del Duomo de Milán tras la reforma?

Eso mismo me pregunté cuando leí la entrevista al Alcalde Eneko Goia (PNV) en El Diario Vasco el pasado 24 de julio de 2020. Ponía como referencia esa piazza italiana para afrontar “la creación de un gran espacio peatonal” en la Plaza del Buen Pastor y aprovechando la calzada inutilizada en dos manzanas de la calle San Martín como consecuencia de las obras del Metro.

Me pareció una declaración exagerada dadas las características de la Piazza. Lo que no imaginé es que cuatro años después nuestra plaza seguiría igual y, en cambio, se hayan ejecutado sin debate público cambios sustanciales en la circulación por el Centro de San Sebastian. Alcaldía ha justificado los cambios por los efectos sobre la movilidad de la ciudadanía que supondrá la puesta en servicio de la pasante del Metro de Donostialdea y para restringir -objetivo que comparto- el paso de tráfico privado por la zona. Por cierto, el Ayuntamiento ha consentido al Gobierno Vasco una polémica obra del Metro mal planificada.

Anunció Goia que por las obras de un túnel de acceso al Metro desde la calle Loiola con San Martín se cerraba para siempre la circulación en un corto tramo de esta calle y que se cambiaría el sentido y funciones del viario en Zubieta, San Martín y Arrasate. Esos cambios han sido innecesarios y han provocado cambios de circulación con giros y cruces peligrosos, así como perjuicios a los usuarios de varias líneas de la empresa municipal Dbus.

Ganar como espacio peatonal un tramo de la calzada de San Martín, frente al Buen Pastor, no justifica el error que ha supuesto sacrificar esa calle como EJE CLAVE del TRANSPORTE PÚBLICO entre el oeste y este de la ciudad (del Antiguo al Centro y Gros) así como entre el sur y el norte (de Amara al Centro). Esa medida elimina el trayecto ideal y en recto para el transporte público de buses y además penaliza y sobrecarga de tráfico a la Avda de La Libertad, mucho más comercial, condenándola para siempre.

Ahora, con retraso, el Ayuntamiento abre un debate sobre el Plan de Movilidad Urbano Sostenible pero con importantes decisiones ya tomadas. Entre ellas, la construcción de un parking de rotación en el futuro Centro Comercial de 10 plantas que invadirá la ladera de San Bartolomé, una zona verde e histórica protegida en el Plan General Urbanístico. Todo ello dentro de una Zona de Bajas Emisiones. 

En mi estudio, el esquema de movilidad que existía podía funcionar mejor con algunos ajustes. De manera que San Martin debía continuar con su función y sentido de dirección anterior, lo mismo que Zubieta. Bastaba con prohibir, excepto para buses y bicis, la circulación por San Martin a partir del cruce con Urbieta e impedir el paso de coches procedentes de calle Easo a la Avenida de La Libertad, desviándolos -como penalización- en el primer giro hacia Urbieta y habilitando la conexión Easo-Urbieta por un tramo de Arrasate. Para el acceso de los vehículos procedentes del Antiguo a los tres parkings de la zona se seguiría utilizando Easo.

Ampliar la función peatonal de la plaza del Buen Pastor, un hito urbano con bellos edificios proyectado a finales del siglo XIX por el arquitecto Goicoa para el Ensanche Romántico de Cortazar, exige consensuar unos cambios básicos que cumplan con los criterios sobre protección del patrimonio cultural y con las necesidades de uso.

La Piazza del Duomo es otra cosa; enorme, peatonal, sin arbolado ni jardines, excepto un remate verde al fondo y alejado de la histórica Catedral por donde discurre un vial para el transporte público. En nuestro caso, convendría eliminar cuatro parterres situados delante de la Catedral, manteniendo los 29 árboles. El Plan Especial de Protección del Patrimonio, cuya revisión en 2021 fue promovida por el propio Goia, incorporó un cambio en la ficha del Catálogo del Buenpas que permite eliminar “los dos parterres cuadrados situados a ambos lados del eje de la fachada principal”. Una medida que resultaría insuficiente. 

De este modo se potenciaría la función peatonal de la plaza frente a la Catedral que podría acoger, puntualmente, actividades como una parada de Tamborradas o un Mercado de Navidad más atractivo que el actual y al estilo de conocidas ciudades europeas. También, habrá que delimitar el bidegorri que discurre por la calle San Martín para garantizar la seguridad de los peatones, estudiar un lugar idóneo para la posible instalación de juegos infantiles, reducir al máximo los impactos sobre la plaza de los rótulos publicitarios y regular mejor las terrazas.

Soy partidario de revertir, tras la explicación aportada, los cambios efectuados por Alcaldía en 2022 en la movilidad por el Centro. Y defiendo que, para ampliar realmente su área peatonal, se peatonalicen las calles Garibay y Hondarribia (desde San Martín). En ellas se debería incorporar un carril bici hasta el Boulevard para sustituir el que discurre, con problemas de convivencia, por el eje peatonal de Getaria-Churruca-Plaza Gipuzkoa-Elcano.

 

Odón Elorza / Ex Alcalde de Donostia-San Sebastián, 1991-2011.
28 de enero de 2024

Odón Elorza

Espacio de diálogo e interacción con el diputado socialista por Gipuzkoa.

Copyright © 2014 - 2023 - Odón Elorza. Todos los derechos reservados.