Contra la especulación urbanística del Ayuntamiento de Donosti.

Asistimos a un escándalo urbanístico y a un engaño político. Y se produce ante el silencio provocado de buena parte de la sociedad donostiarra. En 2023 el Ayuntamiento aprobó definitivamente un Plan Especial para la construcción de un Centro Comercial en la ladera norte de San Bartolomé, calificada como espacio libre y zona verde, además de protegida, en el Plan General de Urbanismo. Esa ladera es parte del patrimonio cultural de la ciudad y un hito singular en el paisaje urbano del área romántica.

Se trata de una operación especulativa que busca ampliar el beneficio económico de una Sociedad privada constituida, entre el Ayuntamiento y varias constructoras que también poseían suelo allí, para gestionar con agilidad la regeneración del barrio de Amara Viejo-San Bartolomé. Para ello, modificamos en 2007 el Plan General. Posteriormente y con el cambio de Alcaldía, lo que hicieron fue incorporar, además de un hotel y más vivienda libre, un Centro Comercial con un parking de rotación en un área de bajas emisiones. En definitiva, más aprovechamiento lucrativo.

Este disparate nace de una propuesta que promovió y tramitó la Alcaldía de Bildu en 2013 y que después fue consumando el Alcalde del PNV con el total apoyo del PSE. Es obligado denunciar una actuación que es contraria al interés general y que carece de transparencia. Por eso elevé mi QUEJA al Ararteko, Defensor del Pueblo Vasco.

Más allá de las plusvalías que aporta, la operación ni tiene interés para el centro de ciudad ni para el comercio local. El artefacto comercial requiere una enorme excavación de 45 metros para levantar un edifico de diez plantas (cuatro de ellas en sótanos) con más de 8.000 M2 destinado a franquicias y otro gran supermercado. No hay estudio de necesidad ni de impacto comercial, siendo la operación urbanística contraria a un modelo de ciudad sostenible.

Utilizan -para vestir la posible desviación de poder- la fórmula del “complejo urbanístico”, superponiendo diferentes capas de dominios de propiedad y usos. Las irregularidades del proceso les lleva a colocar un edificio escondido bajo una nueva ladera artificial en la que sobresalen terrazas para usos privados. Y sobre las rasantes inclinadas del edificio se prevé una ridícula “capa verde” que sustituya al parque existente. La imagen es muy expresiva de la degradación que sufrirá el actual paisaje urbano en la zona. 

El Gobierno de San Sebastian comete un atropello urbanístico maltratando un suelo municipal simbólico. Ante la pandemia de ciudades franquicia, es exigible de la Alcaldía sensibilidad hacia un terreno que forma parte de la colina situada fuera de lo que era la ciudad amurallada, donde se levantó en el siglo XII el primer Monasterio-Convento.

Ėl ámbito de San Bartolomé ya ha sido suficientemente exprimido como operación urbanística y económica. Por eso propuse a la Corporación encargar un proyecto de jardinería y paisajismo que consolidara el parque, algo imposible si se construye el artefacto de Centro Comercial. Debemos impedir la distorsión absoluta de una visión integradora en el paisaje urbano del conjunto formado por lo que queda del convento-iglesia, el muro (que en parte eliminan) y la ladera que siempre fue parque.

Más información en : https://is.gd/rBienD

 

Odón Elorza / Ex alcalde de Donostia - San Sebastián (1991-2011)

1 de marzo de 2024 / Blog Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Odón Elorza

Espacio de diálogo e interacción con el diputado socialista por Gipuzkoa.

Copyright © 2014 - 2023 - Odón Elorza. Todos los derechos reservados.