Slider
Odón Elorza

Odón Elorza

  • Categoría: Blog

¿Gobierno del apocalipsis o de las transiciones?

Durante las sesiones plenarias de la Investidura hay quienes confundieron el Parlamento y el Estado democrático con un Cuartel del pasado. Lo digo por los numerosas gritos de ¡viva España y viva el Rey!, el desprecio a la libertad de expresión y las llamadas al golpismo y al transfugismo.


En vez de un debate clarificador resultó un espectáculo despreciable, algo muy duro de escuchar, con intervenciones crispadas dirigidas a la confrontación y la descalificación del adversario. Unos secuestrando la Constitución, acusándonos de romper España y de estar en manos de ETA. Otros diciendo que somos sus verdugos, que les importa un comino la gobernabilidad de España y despreciando los valores de la Constitución.


Por eso salí del Congreso tocado, muy preocupado, pero consciente de que tenemos que devolver el protagonismo a la democracia y a una política con altura de miras. No será nada fácil la tarea de gobierno. Tras la crisis de los pactos constituyentes en lo social y territorial, la España plural necesita repensarse, resetearse, hasta encontrar un modelo de convivencia en el que la ciudadanía se reconozca.

Solo aceptando la realidad, sin equivocar su lectura, podremos salir de la parálisis política, tratando de afrontar tantos problemas sociales acumulados y los nuevos retos para hacer la vida de las personas más digna y feliz. El nuevo Gobierno tiene sus asignaturas iniciales: garantizar su cohesión interna, llevar la confianza a la ciudadanía explicando su programa y reducir la crispación de la oposición anulando intoxicaciones y falsedades.

Es importante ser conscientes de la dificultad del nuevo escenario, de la responsabilidad que asumimos UP y PSOE y de lo que espera la ciudadanía progresista del Gobierno de coalición. Cada decisión, cada acción de gobierno tiene que servir para ampliar su nivel de confianza en la calle. Tenemos la fuerza de las convicciones de izquierda para hacer realidad los compromisos del Programa de Gobierno.

También debemos partir de la realidad y luchar para cambiar el actual escenario de confrontación de la política en España. Hará falta capacidad de diálogo, mucha transparencia y eficacia, esfuerzo colectivo, coherencia y búsqueda de consensos. Y será casi tan importante aplicar los objetivos programáticos como cuidar las formas; democráticas y éticas.

No quiero dejar de pensar en el cumplimiento de nuestros compromisos, en todas las decisiones que deberá tomar un Gobierno de las izquierdas que, además, ha de abrirse a acuerdos transversales con otros partidos en asuntos de Estado.

Vamos a demostrar que hay muchas personas que estamos en política activa por ideales y para TRANSFORMAR un mundo globalizado desregulado y desigual así como un sistema cada día más injusto. No hemos llegado al Congreso ni al Gobierno para “hacer caja” sino para liderar y hacer las transiciones justas en materia social, digital, energética y territorial que España necesita.

Odón Elorza / Diputado del PSE-PSOE por Gipuzkoa.

Leer más..
  • Categoría: Blog

El acuerdo del PSOE y ERC salva un “match ball”.

El acuerdo del PSOE con ERC para la investidura dará paso a un histórico gobierno de izquierdas entre PSOE y UP en España y a un proceso negociador que trate de desbloquear el conflicto en Cataluña. Ni quienes practican el golpismo político sin pistolas, ni la presión de las castas en la administración general ni la intoxicación de los poderes económicos ni las crónicas incendiarias de la brunete mediática lo han impedido.

Reconociendo la dificultad de conciliar posiciones muy diferentes y pese a las enormes presiones y descalificaciones, tanto desde Madrid como desde la Generalitat, el diálogo ha conducido a un pacto abierto y de equilibrios que fractura el bloque secesionista. Además, nos salva, de momento, de una crisis de Estado y de una involución en el modelo social y territorial como pretenden PP, VOX y Cs.

El apoyo de ERC a la investidura conllevará un refuerzo del autogobierno de Cataluña y podría asegurar la gobernabilidad a la próxima Generalitat. Pero también debería ser un factor de estabilidad para el Gobierno de España si el acuerdo conlleva el apoyo de ERC a los Presupuestos del Estado para 2020. El objetivo es lograr una mejora de los derechos básicos de la ciudadanía en todo el país, acometer los retos pendientes y las transiciones de la globalización.

Habrá que superar el vértigo que provoca hacer depender la investidura de ERC y explicar este acuerdo y su posterior desarrollo para responder a la incomprensión de una parte del electorado del PSOE. Se pretende afrontar los viejos problemas identitarios con nuevas soluciones, racionalidad y sentido de responsabilidad de Estado. Porque la alternativa de pactar medidas legales y “aparcar” las reclamaciones de máximos de una parte de Cataluña, esto es, la autodeterminación y la secesión unilateral, permitirá aliviar la situación de confrontación y parálisis política y mejorar el clima de convivencia ciudadana.

Necesitábamos remansar el conflicto político, superar el laberinto judicial para abrir una puerta política a la esperanza e intentar encauzarlo, desde el diálogo, dentro de las potencialidades que ofrecen las leyes, un sistema autonómico asimétrico y una determinada lectura de la Constitución, aún sin reformarla inicialmente. Y porque la defendemos queremos una reforma constitucional, que será necesaria pero que hoy es imposible en un escenario de crispación.

Debemos ganar tiempo para el ejercicio de la política democrática y aparcar de común acuerdo, por lo menos durante ocho años, el fondo de un conflicto que no desaparecerá por arte de magia ni por el 155 ni a base de judicializar la política. Un tiempo en el que pueden cambiar muchas cosas en diferentes direcciones, un tiempo para tratar de encauzar el fondo del problema por vías legales de inclusión. Está por ver en qué se traducen las conversaciones en la Mesa bilateral y la consulta a la ciudadanía catalana. Pero sabemos dónde están los límites para el PSOE. 

Quienes han contribuido, desde ambos extremos, a agravar el problema durante años siguen despreciando el diálogo y alimentando la confrontación. Me refiero a la derecha española que apuesta por el 155 y una gran coalición en España, con exclusión de Pedro Sánchez, y a los secesionistas de Torra y Puigdemont que insisten en su exigencia ilegal de autodeterminación y secesión unilateral

Todos son conscientes de que así se pudrirá el conflicto y se favorecerá el odio. Por otra parte, la opción de una gran coalición del PSOE con el PP, además de injustificable, habría provocado una total inestabilidad para la gobernanza de un Estado social y plurinacional así como el debilitamiento de la democracia. Frente a la compleja gestión del acuerdo con ERC, solo quedaba la opción suicida que buscaba la derecha de unas terceras elecciones.

Odón Elorza / Diputado del PSE-PSOE por Gipuzkoa
San Sebastián, 3 de enero de 2020.

Leer más..
  • Categoría: Blog

La flor “siempre viva” en el Congreso, como recuerdo a todas las víctimas del terrorismo.

En el Pleno decisivo del Congreso para votar la investidura de Pedro Sánchez, llevé hoy en la solapa el pin de la flor “Siempre Viva”, en recuerdo a las Víctimas del terrorismo.

Estos días hemos asistido, en medio de un debate bronco y crispado, a la utilización descarada de las víctimas de una manera partidista, utilizándolas como proyectiles contra Pedro Sánchez. La maniobra, habitual en el PP desde hace años, me ha parecido miserable.

La flor salvaje “Siempre Viva” fue el distintivo que eligió el colectivo de víctimas de Gipuzkoa en colaboración con la Comisión de Derechos Humanos del Ayuntamiento de San Sebastián hace 12 años.

Leer más..
  • Categoría: Blog

Investidura o involución.

En los últimos díez meses la política no está aportando soluciones ni satisfacciones a la ciudadanía. Cada día que pasa el desacuerdo general y la crispación aumentan a la espera de que sea posible una investidura que permita un gobierno de izquierdas.

Si nosotros, los socialistas, vivimos la situación con preocupación y ansiedad, es un ejercicio obligado reflexionar sobre lo que puede estar pensando el conjunto del electorado. Es innegable el hastío y la pérdida de credibilidad de líderes, partidos e instituciones. A las incertidumbres que soporta en su vida cotidiana la inmensa mayoría de la población se suma, desde hace meses, la incertidumbre sobre la formación de gobierno. Necesitamos afrontar la agenda social pendiente, el conflicto territorial, el papel de una voz de izquierda en Europa y los retos de la globalización del planeta.

Si Pedro Sánchez consigue los apoyos para su investidura se podrá dar la vuelta a la situación, recuperar la confianza y responder a tanta intoxicación de las derechas. La tarea costará un esfuerzo supremo y será necesaria una explicación prolongada sobre los resultados del proceso negociador con UP y con ERC. También habría que perfeccionar las formas de hacer política y de gestionar el interés general.

Un gobierno que nazca entre sombras tendría que superar importantes retos democráticos para generar confianza. ¿Cuáles? De entrada, fortalecer la democracia en España desde un gobierno que funcione con lealtad y cohesión interna, actuando con trasparencia y buscando consensos transversales ante los grandes desafíos económicos, climáticos y tecnológicos. Además, deberá ejercitar el diálogo social y territorial, promover procesos legislativos participativos y rendir cuentas de su gestión con regularidad.

Apasionante y compleja resultará la experiencia histórica de un gobierno de coalición haciendo frente al acoso de las derechas. Ese desafío va a requerir un PSOE con una función propia, una organización más deliberativa para ganar en cohesión, una militancia volcada en el activismo ciudadano que evite el aislamiento social del gobierno y fuertes convicciones socialdemócratas que orienten la gestión desde Moncloa.

Llevamos tiempo pendientes de un sinfín de pronunciamientos judiciales. La política debe dejar de estar supeditada al laberinto judicial y apostar por el diálogo y el protagonismo de un Parlamento desentrenado. Entiendo que el PSOE está acertando en su estrategia para culminar una investidura que hará posible cumplir con los compromisos de progreso y la articulación federal de España que hemos contraído con la mayoría social. Si hubiera terceras elecciones, Pablo Casado entraría en el Congreso montado en el caballo de Abascal.


Odón Elorza / Diputado socialista al Congreso por Gipuzkoa.
San Sebastián 29 de diciembre de 2019 / Publicado en La Hora Digital.

Leer más..
Suscribirse a este RSS
Odón Elorza

Espacio de diálogo e interacción con el diputado socialista por Gipuzkoa.

Copyright © 2014 - 2018 - Odón Elorza. Todos los derechos reservados.