Slider
Odón Elorza

Odón Elorza

  • Categoría: Blog

El homenaje a Rubalcaba en San Sebastián en 2011.

A los pocos días de anunciar ETA que daba por finalizada su actividad terrorista, el PSE/PSOE organizó en el Kursaal de San Sebastián (22 de octubre de 2011) un acto de reconocimiento y emotivo homenaje a Alfredo P. Rubalcaba. Me acuerdo de aquellos acontecimientos, vividos con tanta intensidad, en este día triste en el que hemos perdido a Alfredo.

El motivo, en medio del recuerdo doloroso a tantas víctimas del terror, era celebrar la derrota de ETA, objetivo al que había contribuido de forma decisiva el compañero Rubalcaba. Fue inevitable que los intervinientes en aquel acto hiciéramos alusiones a los ataques que, tanto él como el Presidente Zapatero, recibieron durante una larga temporada por parte del PP y de la caverna mediática.

Les acusaron de haber pactado con ETA, de traicionar a las victimas del terrorismo y de vender España. Y esas acusaciones se exhibieron en distintas manifestaciones convocadas por la derechona en Madrid. Yo no lo he olvidado.

La realidad fue que por sus inteligentes posiciones políticas y su línea de trabajo en distintos ámbitos, Rubalcaba, Zapatero y otros socialistas - entre ellos Jesús Eguiguren- pusieron fin a décadas de atentados terroristas en toda España y de ataques continuos a la libre convivencia en Euskadi. La Paz y la Libertad en nuestras calles la habíamos ganado entre la acción policial y judicial, junto a todas las personas demócratas, tras años de asesinatos, dolor y sufrimiento.

En la fecha del acto, Alfredo Pérez Rubalcaba ya era el candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno de cara a las difíciles elecciones que se celebraron a finales de diciembre de 2011, en medio de la crisis económico-financiera que se llevó por delante al gobierno socialista.

En mi intervención, recordé también a las victimas de otras organizaciones terroristas, como las que provocó el GAL, a quien condené sin paliativos.

San Sebastián 10 de mayo de 2019.

Leer más..

Compromisos en materia de regeneración democrática del Programa del PSOE a las Elecciones Generales del 28A.

La regeneración democrática en España es un desafío constante, tras sufrir nuestra democracia un proceso de deterioro progresivo con pérdida de vitalidad de sus principios en el ejercicio del buen gobierno por los casos de corrupción, ineficacia en la gestión, prácticas clientelares y reparto de cuotas partidarias en organismos, así como por la existencia de zonas de opacidad y abusos de poder en el funcionamiento de las instituciones.

La aprobación en mayo de la Moción de Censura a Rajoy por los casos de corrupción, dio inicio a un tiempo de oportunidades para promover una democracia avanzada que prestigie las instituciones, sirva al objetivo de recuperar el Estado de Bienestar combatiendo las desigualdades y afronte la crisis territorial conjugando legalidad, cohesión, convivencia y autogobierno en el marco de la Constitución. 

Vivimos una etapa histórica y estamos ante unas elecciones trascendentales para el progreso de España en las que el PSOE quiere priorizar las actuaciones que hagan posible la regeneración democrática. Precisamente ahora, ante la amenaza de involución que representa el frente nacional de las derechas.

La respuesta del PSOE va a consistir en más democracia :

> practicando el diálogo político y social en la búsqueda de acuerdos y pactos en temas de Estado, como por ejemplo el Cambio Climático y la transición energética, la reforma de la Constitución, migraciones, pensiones o educación;

> garantizando la igualdad efectiva entre hombres y mujeres; 

> mediante la interlocución con la sociedad y sus organizaciones desarrollando las buenas prácticas de una democracia participativa y deliberativa en los procesos de toma de decisiones;

> respetando el pluralismo y una información veraz desde unos medios públicos de comunicación independientes;

> desde la transparencia que signifique el acceso a la información y a las decisiones de un gobierno abierto en aplicación de un código ético y de buen gobierno, aprovechando las potencialidades de las NTIC;

> buscando la eficacia e integridad en el funcionamiento del Estado, aplicando los principios federales de cooperación, lealtad y colaboración en la relación entre las administraciones;

> con la reforma del Congreso para adaptarlo a las necesidades de una sociedad con cambios vertiginosos y que quiere participar en una Gobernanza cívica;

> garantizando la independencia de los organismos constitucionales y reguladores;

> velando por una separación de poderes efectiva;

> ofreciendo la rendición pública de cuentas y el sometimiento del Gobierno al control del Parlamento.

Desde estas ideas y principios, el PSOE se compromete, tras las elecciones del 28 de abril, a gobernar España dando continuidad a las acciones del Gobierno Socialdemócrata de Pedro Sánchez en los objetivos de reforzar la democracia, recuperar el prestigio de la política y devolver la confianza a la ciudadanía en los políticos, partidos e instituciones.

Ello exige desarrollar una nueva cultura de valores democráticos, tarea imprescindible a la vista de la incidencia de los fenómenos del populismo y nacionalismos excluyentes que se extienden por este mundo globalizado, de la intoxicación de las redes sociales o ante las presiones y amenazas que realizan los grandes poderes económicos para condicionar las decisiones de los gobiernos.

 Para el PSOE, como partido de la izquierda, regenerar la política y las instituciones es un objetivo que exige ir más allá de combatir la corrupción. Supone poner en marcha procesos democráticos innovadores de cara a posibilitar Gobiernos y Parlamentos abiertos. Y una de las claves de esa apertura reside en empoderar a la ciudadanía, a las entidades y colectivos como interlocutores representativos de la sociedad civil. Una concepción de la democracia que los socialistas denominamos gobernanza relacional y compartida, como nuevo paradigma en el ejercicio del poder.

Por su parte, la transparencia aporta mayor legitimidad a un Gobierno Abierto y significa un instrumento clave para la prevención de la corrupción y para la rendición de cuentas, haciendo posible el control democrático del poder, tanto por parte de la ciudadanía como del Parlamento.

En coherencia, el PSOE se compromete a que un Gobierno del Presidente Pedro Sánchez afronte las tareas pendientes de regeneración democrática, fortaleciendo la democracia participativa, aprobando medidas para combatir y prevenir la corrupción y recuperando la confianza de la ciudadanía en el sistema democrático y en las instituciones, en particular en el Parlamento.

Para ello, el Gobierno aprobará un Plan Integral que garantice la regeneración democrática y que incluirá medidas legislativas, de autorregulación así como el impulso a otras actuaciones, desarrollando para ello las siguientes cuatro áreas :

1- Lucha contra la corrupción y Pacto de Estado.

◾️ Promover un Pacto de Estado que incluya una ley integral sobre la lucha contra la corrupción que incluya la protección del denunciante y que sea fruto del consenso unánime. No obstante, se requieren además otras medidas preventivas en defensa de la integridad institucional que serán también objeto de estudio y formalización.

▪️ Estableceremos un marco normativo que premie a las empresas que cuenten con planes de prevención del fraude en los procesos de licitación pública a partir de una determinada cantidad;

◾️ Obligar a la rendición de cuentas de todos los cargos públicos a través del portal de transparencia respectivo y de la web persona, en cumplimiento de la ley y los códigos éticos para dar a conocer: sus ingresos y declaraciones de renta, bienes, patrimonio e intereses, la agenda pública, viajes realizados con dinero público y su cometido, gestión realizada, iniciativas impulsadas y propuestas presentadas o participadas.

◾️ Regular de manera más efectiva los conflictos de intereses ante el fenómeno de las puertas giratorias, fijando con precisión en la ley todas las condiciones de incompatibilidad para la personas interesadas en incorporarse a empresas del sector de actividad privada sobre el que hayan tenido responsabilidades directa de regulación o gestión como alto cargo, y endureciendo las sanciones por su incumplimiento. La Oficina de Conflicto de Intereses debe actuar verificando las solicitudes con margen de apreciación y actuando como autoridad independiente en la emisión de sus dictámenes. Estos serán públicos en cumplimiento del principio de transparencia, lo mismo que la solicitud del cargo interesado que se someterá a un plazo de exposición al público.

◾️ Por otra parte, deben establecerse las pautas y principios a seguir sobre conductas éticas de los altos cargos mediante normas de autorregulación - lo mismo que para altos funcionarios- , recuperando el Código Ético y de Buen Gobierno que aprobó el Presidente Rodriguez Zapatero, para dotar de una marco de integridad a la AGE.

◾️ Elección consensuada de la Presidencia vacante del Consejo de Transparencia -como autoridad independiente - reforma de la Ley de Transparencia y Buen Gobierno y aprobación de su Reglamento. Acordar vías de colaboración entre el Gobierno y sus Ministerios con el Consejo para garantizar la correcta aplicación de las normas.

◾️ Suprimir los aforamientos salvo en el ejercicio de la actividad política propia del cargo y promover que las CCAA supriman los aforamientos en los Estatutos de Autonomía.

2- Un Gobierno Abierto.

◾️ Impulsar la estrategia de Gobierno Abierto, que será transversal para todos los ministerios, con medidas para fomentar la transparencia y la rendición de cuentas por parte de los responsables públicos, la participación de la ciudadanía, agentes sociales y organizaciones en una Gobernanza ética, relacional y de colaboración y cooperación entre el conjunto de administraciones en los ámbitos ejecutivo y legislativo.

◾️ Apostar con convicción por el diálogo político y social, tanto con los agentes sociales como en el ámbito parlamentario, en línea con una permanente búsqueda de acuerdos y pactos en los temas de Estado.

◾️ Perfeccionar la página web de cada Ministerio y el Portal de Transparencia del Gobierno, desarrollando todas sus potencialidades, para que se identifiquen con la estrategia de un Gobierno Abierto. Estas herramientas tecnológicas para la comunicación e interacción han de ser espacios abiertos y de referencia, con formatos accesibles a la inmensa mayoría ciudadana y con una información tratada para hacerla comprensible y reutilizable por el gran público.

◾️ Las páginas web de Moncloa, los Ministerios y el Portal de Transparencia deberán promover la comunicación directa e interacción entre la ciudadanía y la Administración Pública, a modo de un Portal de Participación Ciudadana en el que las preguntas, propuestas, etc, al Gobierno sean respondidas en un plazo máximo. También servirá para efectuar consultas del Gobierno a la ciudadanía.

◾️ Primar la publicidad activa, publicando toda la información disponible por el Gobierno sin necesidad de que nadie solicite dicha información, siguiendo el principio de que toda información pública debe ser conocida por la ciudadanía, salvo que se vulneren derechos fundamentales.

◾️ Para desarrollar y coordinar las políticas de información, participación y transparencia, así como para garantizar la aplicación y el seguimiento del Plan Integral del Gobierno por la Regeneración Democrática, se creará un órgano dependiente de la Presidencia.

◾️ Aprobación de un Código Ético de conducta a seguir por el Gobierno y un Estatuto de altos cargos, así como establecer desde la autorregulación normas de Integridad institucional para los funcionarios de la AGE.

◾️ Desarrollaremos el Estatuto Básico del Empleado Público, aprobando las normas necesarias sobre carrera profesional y evaluación del desempeño, e impulsando un pacto sobre reforma del sistema de acceso a la función pública. 

◾️ Aprobación de una norma legal que establezca una moratoria para la adaptación definitiva de las actuales Agencias Públicas para evitar su transformación inmediata en organismos autónomos y evaluar las mejores opciones para cada una de ellas. 

3- Una democracia reforzada con la participación y la transparencia.

◾️ Para la profundización de la democracia y avanzar en su dimensión participativa, deliberativa y digital, se aprobará por el Gobierno un Código de Buenas Prácticas como guía para la participación de las ONG’s y la sociedad civil en los procesos de toma de decisiones en la política pública, tanto a nivel del Gobierno de España como en los Gobiernos de Comunidades Autónomas y Locales, sirviendo de referencia el importante acuerdo del Consejo de Europa en 2009.

◾️ Impulsar una cultura de la participación desde edades tempranas a través de la asignatura de educación para la ciudadanía, así como fomentar el voluntariado y la acción civil. Este voluntariado social y acción civil nunca serán sustitutivos de las tareas y responsabilidades que el Estado debe asumir y garantizar, sino que serán un complemento a las misma.

◾️ Promover y favorecer las actividades de voluntariado en el Tercer Sector Social como una forma de participación en la construcción de un modelo de sociedad más incluyente y solidaria. Se trata de acciones sociales muy necesarias en nuestra sociedad, debiendo garantizar el Estado la independencia, sostenibilidad y viabilidad de su tarea.

◾️ Por otra parte, las administraciones públicas necesitan reinventarse y contemplar nuevas formas de conectar con la sociedad civil, De ahí la necesidad de su relación con las organizaciones sin ánimo de lucro del Tercer Sector Social, que debe llevar a crear los cauces para que sean consultadas y colaboren en el diagnóstico de cara a la toma de decisiones respecto a las políticas sociales públicas; esto es, a participar en el debate social abierto sobre el modelo de sociedad.

◾️ Reformar el sistema de voto de los ciudadanos y ciudadanas españolas residente fuera de España para facilitar una mayor participación. Nos comprometemos en particular a suprimir el voto rogado y reemplazarlo por un sistema eficaz y garantista que promueva el ejercicio del derecho constitucional al sufragio en condiciones de igualdad con los residentes en España.  

◾️ De cara a una implementación del articulo 13.2 de la Constitución y aumentar las acciones de integración de la población inmigrante, trabajaremos para aumentar el número de países con los que firmar convenios de reciprocidad para facilitar el voto de la ciudadanía de origen extranjero.

◾️ Elección por el Parlamento - en la parte que le corresponda - de los miembros de los órganos constitucionales y de otros organismos de supervisión y regulación, con criterios no partidistas, en base a los principios de mérito, capacidad, prestigio y consenso amplio para garantizar su independencia, rechazando un sistema de reparto de cuotas.

◾️ La transparencia no es compatible con una actitud pasiva de la ciudadanía por lo que hay que incorporarla como materia a la asignatura de educación para la ciudadanía, con el objetivo de construir una democracia madura. Vincularla también a la era digital ante las potencialidades que ofrecen para ello internet y las redes sociales.

◾️ Frente a la opacidad o a las restricciones a la democracia, el PSOE se compromete con una transparencia activa de las instituciones públicas dando cuenta, con rigor, de los actos y decisiones del Gobierno. Y ello es mucho más que una información o publicidad activa de los acuerdos. Se deben justificar las razones de por qué se adoptan o de por qué no, cómo se gestionan las decisiones, con quien se han consultado y cómo se utilizan los recursos presupuestarios.

◾️ Se propondrá una reforma de la Ley General Tributaria para ensanchar la transparencia fiscal, en especial sobre la tributación de grandes empresas, incluidas las plataformas digitales de comercio online, las bonificaciones que reciben, etc.

◾️ Desde el respeto escrupuloso a la libertad de expresión e información, impulsaremos una estrategia nacional para luchar contra la desinformación, con actividades de concienciación y formación para la ciudadanía. 

4- La Reforma del Congreso y el Senado.

◾️ Proponemos la reforma de los Reglamentos del Congreso y del Senado con el objeto de corregir las rigideces y desfases del actual parlamentarismo español, dotando de mayor agilidad a su funcionamiento y dinamismo a los debates y procesos legislativos. Se deberá potenciar el papel del parlamentario y facilitar su actividad en la circunscripción electoral para que intensifique la relación con la ciudadanía y las organizaciones del territorio, así como sus funciones de control e impulso sobre el Gobierno.

◾️ Los Reglamentos incorporarán nuevos cauces para la consulta y participación de la sociedad y sus entidades de modo que puedan acudir a comparecencias y audiencias en relación con las tareas deliberativas y la función legislativa del Congreso, incorporando también en su web la “huella legislativa” para poder acceder a la tramitación completa de una ley y comprender la justificación de las decisiones y las posiciones de los Grupos.

◾️ Promoveremos que la Comisión del Reglamento del Congreso asuma el encargo de estudiar durante cuatro meses, con comparecencias de expertos y la obtención de conclusiones abiertas, los contenidos de una reforma consensuada del Reglamento para superar sus desfases, adaptarlo a las demandas de más democracia de la sociedad y mejorar su funcionamiento. Deberá incluir las recomendaciones de GRECO, por ejemplo sobre la regulación de los grupos de presión o lobbys.

◾️ Impulsaremos un Código Ético de autorregulación parlamentaria sobre la conducta a seguir por los Diputados, como anexo a un nuevo Reglamento del Congreso que incorpore el principio de integridad institucional.

◾️ Crear la Oficina Ciudadana en el Congreso de los Diputados – Diputado y Diputada 351-, para canalizar la participación y colaboración de la ciudadanía con la Cámara. Un espacio físico y digital donde la ciudadanía pueda potenciar la iniciativa legislativa popular reduciendo a 300.000 las firmas acreditadas requeridas para su presentación, lo que requerirá una reforma constitucional, y reconociendo el derecho a sus promotores de acceder a la sede parlamentaria en defensa de sus propuestas. Un servicio donde solicitar, además, información general del funcionamiento del Congreso, gestionar iniciativas, formular peticiones y entrevistas con representantes políticos.

Odón Elorza / Secretario de la CEF de Democracia Participativa y Transparencia.

San Sebastián, 18 de marzo de 2019.

* Las anteriores propuestas están recogidas en el Programa del PSOE a las Elecciones Generales de 28 de abril de 2019. 

Leer más..

14 propuestas sobre un modelo de Participación para reforzar la democracia en las ciudades.

El desafío de la regeneración requiere ensanchar los límites de la democracia representativa, comenzando por los Ayuntamientos como institución más próxima a la ciudadanía. Esto solo será posible si las Alcaldías y los Gobiernos Locales promueven mediante procesos innovadores una democracia de participación y deliberación con la ciudadanía, una Gobernanza cívica compartida e inclusiva hacia los agentes ciudadanos en la toma de decisiones públicas, un liderazgo basado en la ética pública, el ejercicio de la transparencia con un acceso fácil a toda la información mediante internet y una rendición periódica de cuentas para posibilitar el control.

Las ciudades son el espacio idóneo para reconstruir la democracia con metodologías innovadoras y objetivos concretos que fortalezcan la democracia local. Es lo contrario a las intenciones del Frente Nacional de las tres derechas que plantean abiertamente una regresión del sistema democrático. Algo que debemos impedir el 26 de mayo. Sin olvidar que las experiencias de éxito en materia de democracia participativa se han dado siempre en Pueblos y Ciudades gobernados por la izquierda para responder a los vicios del sistema político y a la desafección ciudadana.

En este escenario, corresponde a los Gobiernos de los Pueblos y Ciudades liderar la defensa de la democracia e impulsar una nueva conciencia de participación, incluso para abordar los desafíos del Cambio Climático que, en buena medida, se combatirá desde el ámbito de los municipios. 

Lo cierto es que, aunque los partidos inmovilistas y conservadores no quieran verlo, ha pasado el tiempo de la política basada únicamente en el voto cada cuatro años y la mera representación de los electores. Se acabó el viejo modelo de gobernar de espaldas a la gente y de adoptar decisiones unilaterales.

Para transformar ese viejo escenario, en la dirección de fortalecer la democracia local, apunto un conjunto de 14 propuestas :

1. Tenemos ante nosotros el reto de dar contenido, con iniciativas concretas, a una nueva dimensión de la democracia representativa. De ahí la urgencia de abrir cauces a una democracia avanzada, comprometiéndonos con un modelo de Gobiernos Locales abiertos, relacionales e incluyentes que han de promover la creación de procesos, mecanismos y herramientas que permitan la participación de los agentes ciudadanos en la toma de decisiones públicas.

“Nos enfrentamos al desafío que supone adoptar nuevas prácticas de coproducción de políticas públicas, que pueden convertirse en una nueva forma de relación entre los Ayuntamientos y la ciudadanía. Un nuevo modo de abordar las políticas públicas a partir de la implicación de la ciudadanía en la búsqueda e implementación de soluciones, y donde lo «público» va más allá de lo estrictamente institucional. Por lo tanto, la coproducción se entendería como una forma de colaboración entre instituciones públicas y otros actores, relacionándose en condiciones de igualdad y horizontalidad, con el objetivo de producir nuevas y mejores soluciones a los problemas colectivos del municipio, con la voluntad de generar empoderamiento y transformación social” (Del Documento: Repensar la participación de la ciudadanía en el mundo local. Diputación de Barcelona 2017)

2. Sobre estas cuestiones, constituye un documento de referencia el “Código de Buenas Prácticas para la participación de las ONG’s en el proceso de toma de decisiones, así como la participación de la sociedad civil en la política pública”; recogido en un importante acuerdo aprobado por el Consejo de Europa en 2009.

3. De entrada, nuestros candidatos y candidatas a las Alcaldías han realizado su precampaña mostrando en cada localidad su apuesta por la participación ciudadana. Así, como parte del proceso participativo, las candidaturas del PSOE han desarrollado un calendario de encuentros para escuchar y deliberar con representantes de asociaciones y colectivos sectoriales, líderes locales de opinión y expertos sobre diferentes cuestiones relacionadas con problemáticas específicas de la localidad. La finalidad ha sido la de recoger sus aportaciones de cara a la redacción con la militancia del Programa Electoral Municipal.

4. Tras la formación de gobierno, se proponer formalizar un "contrato de legislatura con la ciudadanía que recoja las prioridades del mandato.” Esto significa abrir, tras la Constitución del gobierno, un proceso de 2-3 meses de duración máxima, con debates y consultas deliberativas, entre el Gobierno Local y las entidades y agentes ciudadanos, para tratar de señalar cuál o cuáles deben ser las áreas temáticas que han de exigir una atención prioritaria (entre servicios sociales, empleo y desarrollo económico, vivienda, seguridad, cultura, transportes, mejoras en barrios, educación, etc .. ) en los 4 años de gestión. Del mismo modo, se propone abrir un proceso de consulta para acordar con los colectivos, entidades y agentes ciudadanos aquellos objetivos y proyectos de inversión más importantes a incluir en el Programa de Gobierno para su ejecución desde los presupuestos municipales. Todo ello puede conformar el Plan de Acción Municipal (PAM) a cuatro años, en un ejercicio responsable de coproducción de políticas.

5. Se ha de someter a información y debate público, cada año, las propuestas del Gobierno Local en materia de Ordenanzas Fiscales y el borrador del Presupuesto, reservando en él partidas concretas cuya aplicación sea el resultado de un proceso de participación ciudadana.

6. Las estructuras estables de participación, como el Consejo Social de Ciudad o los consejos sectoriales y territoriales, han de ser representativos, autónomos y no burocratizados. Servirán, en especial el Consejo Social, para las deliberaciones sobre el contenido del PAM y de los Presupuestos, planificar actuaciones, analizar las problemáticas y sus soluciones. Así como realizar el seguimiento y un control cívico de los compromisos del contrato con la ciudadanía (PAM); esto es, controlar la aplicación de las prioridades del PAM o Programa de Gobierno y de los Presupuestos Municipales.

7. Los sistemas de participación incluyen diferentes modelos de reuniones deliberativas del Gobierno Local con los consejos, las asociaciones y la ciudadanía a nivel individual. Pueden adquirir la forma de audiencias públicas, foros de trabajo, consultas municipales regladas (sin las actuales tutelas de la ley y que puedan llegar a ser vinculantes en función del tema consultado y de si se obtiene un alto nivel de participación) y asambleas territoriales o sectoriales para informar de actuaciones, debatir propuestas ciudadanas o para la rendición de cuentas.

8. Una observación necesaria: el espíritu de una mayor participación, diálogo y transparencia ha de ampliarse también al funcionamiento interno del Ayuntamiento. En concreto, a las relaciones entre gobierno y oposición para garantizar la calidad de la democracia local y el control sobre la gestión del gobierno. En esta línea surgen otras posibles medidas a estudiar para su posible aplicación.

Medidas como la consecución de un pacto sobre el Reglamento de organización y funcionamiento del Ayuntamiento o la opción de estudiar que la presidencia y dirección de un Pleno, para darle un enfoque más parlamentario, la ostente una persona de consenso, diferente al alcalde o alcaldesa pero sin que por ello la Alcaldía pierda la competencia en la fijación del orden del día del Pleno. También cabe ofrecer la presidencia de la Comisión de Contratación a un miembro de la oposición. Además, si solo dependiera de la voluntad política del gobierno, habría que acordar la presencia de la oposición en los organismos y sociedades municipales.

9. Creer en la participación supone pasar de la idea de un Gobierno Local como único protagonista en la toma de decisiones, a una Gobernanza cívica y compartida a modo de red social viva. Hablamos de un esquema de poder decisorio más propio del siglo XXI donde la legitimidad de las actuaciones públicas descanse en la calidad de los procesos de decisión; esto es, en la interacción tanto entre diferentes niveles de gobierno como entre estos y las organizaciones de la sociedad, sean estas vecinales, sectoriales, empresariales o de otro tipo. Y donde incluso un campo de decisiones privadas de repercusión económica para la Ciudad cuenten, también, con la participación de los Gobiernos Locales.

10. Pero no es posible hacer avanzar la participación, la transparencia y el control sobre la rendición de cuentas, sin desarrollar políticas de información municipal objetiva, tratada y accesible, utilizando desde los formatos más clásicos hasta las aplicaciones más audaces en internet. Mediante programas y herramientas digitales en la web del Ayuntamiento se ha de facilitar la presentación de peticiones, preguntas, quejas e iniciativas ciudadanas para la obtención garantizada de respuestas, así como para la realización de consultas y encuestas.

Las nuevas tecnologías no solo posibilitan que la Administración local sea capaz de desarrollar una escucha activa en las redes sociales, interactuando con la ciudadanía y con sus formas de organización, sino que también abren nuevas oportunidades a la participación ciudadana de carácter institucional mediante nuevos espacios de opinión, deliberación y propuesta.

11. Es verdad que no hay un modelo único en participación ciudadana para aplicar en Ayuntamiento diferentes, aunque sí existen modelos válidos de referencia en algunas ciudades y un reglamento tipo de la FEMP. En todo caso, resulta imprescindible la voluntad política de la Alcaldía, objetivos definidos y un buen gobierno que cuente con un Departamento Municipal y una Concejalía de Participación entusiastas que preparen metodologías coherentes y adecuadas a las características de la Ciudad y a su vida asociativa. Con tiempo, planificación estratégica y generosidad política cada localidad ha de ir construyendo su propio modelo de participación.

12. Hay otras problemáticas que precisan activar procesos innovadores de participación y concienciación ciudadana en el marco de una sociedad que se sienta corresponsable del futuro de la humanidad. Desde las Ciudades y los Pueblos, con la accion de sus Gobiernos Locales, se ha de promover entre la población una toma de conciencia sobre el hecho de formar parte de una ciudadanía global. Con esa mentalidad se motivará a los vecinos a participar, con un cambio de hábitos y comportamientos más sostenibles, en una transición energética justa hacia un nuevo modelo energético y de movilidad sostenible.

Se necesitan hábitos de consumo más ecológicos, prácticas de vida sostenibles y un compromiso de solidaridad planetaria con el objetivo de frenar el desequilibrio eco-social y el avance del Cambio Climático para defender nuestra casa común que es el planeta Tierra. Porque el agua, los ríos, los océanos, las playas, la Antártida y el Ártico, el aire que respiramos y la capa de ozono son comunes a toda la humanidad. Y las islas de plásticos que provocamos en los mares, el uso indebido de los vehículos y las emisiones de gases de efecto invernadero, la producción desmedida de residuos, los consumos insostenibles de agua y energía o la reducción de la mancha verde en nuestros suelos, son el producto de malas prácticas urbanas colectivas a corregir.

13. Necesitamos, también, promover una nueva diplomacia de las Ciudades que, ante la ambigüedad de los gobiernos estatales y frente a las actitudes de Trump, Rusia o Arabia Saudí, impulse la movilización sobre el Cambio Climático y articule las voluntades políticas de participación de quienes están comprometidos con el cumplimiento sin dilaciones del acuerdo de París para que la temperatura no suba más de 1,5 grados sobre los niveles pre-industriales. Esa diplomacia cívica global tiene que estar promovida en las Ciudades por las Alcaldías, construyendo alianzas de municipios y redes internacionales junto a un amplio ecosistema participativo de actores sociales como ONGs, universidades, empresas de responsabilidad compartida, colectivos ciudadanos, etc.

14. Las anteriores son algunas de las propuestas, en defensa de la calidad de la democracia, que los socialistas queremos liderar en los Ayuntamientos. Una nueva cultura política que responde con más democracia al intento de involución que pretenden las tres derechas. Esta cultura política significa, sin duda, más trabajo dedicado a procesos de deliberación pero también mayor legitimidad para la acción de gobierno.

◾️ Todas estas iniciativas de más democracia -algunas pudieran parecer audaces- las he contrastado y tienen que venir acompañadas de liderazgos éticos capaces de formular estrategias de transformación y promover políticas que sean acogidas con ilusión por la mayoría social. Suponen, además, una nueva concepción del papel de una ciudadanía que está adquiriendo una conciencia global desde la acción local, una ciudadanía comprometida como actora y corresponsable en los procesos de innovación democrática, coproducción de políticas públicas y construcción de la cohesión social desde los grandes valores humanos.

Odón Elorza  /  Secretario de Democracia Participativa y Transparencia de la CEF del PSOE.

San Sebastián 8 de mayo de 2019 /  Publicado en la Revista Temas. 

Leer más..
  • Categoría: Blog

Diferencias entre el modelo de ciudad de la izquierda y el de la derecha.

La forma de gestionar las Ciudades y los Pueblos y la determinación de las prioridades no han sido ni serán las mismas para la izquierda que para la derecha. Así, durante los pasados años, los Ayuntamientos gobernados por Alcaldías progresistas afrontaron con sus escasos recursos, de manera solidaria y con criterios de redistribución, las consecuencias de la crisis económica entre la población de los municipios. En la actualidad, se avanza en la superación de la crisis pero se mantienen desigualdades, desequilibrios y situaciones de precariedad.

Los gobiernos locales que salgan de las elecciones del 26M, además de gestionar sus competencias específicas y los problemas de cada localidad relacionados con la convivencia, la cohesión social y el desarrollo económico local, deberán afrontar nuevos desafíos que adquieren una dimensión global. Tendrán que plantearse cómo implementar medidas innovadoras para revitalizar la democracia local y de qué manera pueden contribuir a dar respuestas desde lo local a problemas compartidos de una escala global.

Las Ciudades no pueden ser ajenas al desafio de tratar de humanizar una globalización que no busca defender los proyectos de vida y felicidad de las personas sino los intereses del capital en un mercado único. Los Pueblos y Ciudades soportan en sus territorios y estructuras socioeconómicas los impactos del cambio climático y los efectos de una revolución tecnológica que viene acompañada de la economía digital, la robótica y la comunicación a través de las redes sociales.

En relación con la debilidad del sistema democrático, los gobiernos locales, como instancias más próxima a la ciudadanía, han de ser la vanguardia por la revitalización de la democracia y superar así la desconfianza ciudadana en las instituciones por la corrupción y la ineficacia en la gestión. No olvidemos que en su ámbito irá creciendo la influencia de los fenómenos políticos del populismo nacionalista y la extrema derecha.

En España, sin dejarnos engañar por el teatrillo de sus puntuales desavenencias, el Frente Nacional de las tres derechas pretenden Ciudades amuralladas donde colocar sus banderas autoritarias y de involución general. Lo que va unido al desprecio a los principios de la democracia y la autonomía de los ayuntamientos, al conservadurismo, el machismo y la xenofobia. Y en las elecciones del 26 de mayo tienen una gran oportunidad. 

Ante este panorama, tenemos que definir con claridad el Modelo de Ciudad abierta que defendamos juntos. Queremos ciudades y pueblos que eduquen en valores y que prioricen la redistribución de sus recursos para hacer posible una vida digna de las personas. Solo desde el compromiso con los valores humanos se lograrán avances en la transformación de un sistema injusto para que todas las personas puedan ejercer la condición plena de ciudadanía, con sus derechos y obligaciones. Rechazamos un modelo de municipio insolidario, excluyente y concebido como un espacio de negocios especulativos donde acumulen más riqueza los de siempre.

Queremos Ciudades con una democracia participativa y deliberativa en la toma de decisiones, comprometidas con una democracia fuerte y transparente. Municipios, grandes y pequeños, donde se expresen una multiplicidad de actores sociales, ONG’s y grupos de intereses que piden la palabra a los Ayuntamientos para participar en las decisiones desde un sistema de Gobernanza cívica y democrática, superadora del ordeno y mando.

Ciudades de acogida que ofrezcan cohesión social y ayuda a personas vulnerables, mayores que viven en soledad, familias pobres, excluidos e inmigrantes que buscan amparo. Ciudades refugio, seguras para la gente porque luchen por la igualdad y respondan con sus recursos, viviendas y servicios sociales cuando exploten las crisis económicas, por ser los gobiernos de proximidad quienes debieran afrontar las consecuencias de las políticas de recortes en derechos sociales y de precarización del empleo.

Defendemos Ciudades y Pueblos para convivir en paz, que promuevan el diálogo, la tolerancia y los acuerdos transversales para un mejor y más eficaz gobierno. Lo contrario a la acción de quienes alimentan el autoritarismo y las ciudades agresivas que acaban creando comunidades resentidas, fomentan el conflicto, monopolizan los espacios públicos de manera partidista y gobiernan con sectarismo político.

Ciudades educadoras que promuevan en la ciudadanía una conciencia global para lograr un cambio de hábitos y comportamientos en su vida en favor de la sostenibilidad y el cumplimiento de la agenda 2030. Que fomenten la resiliencia ante los graves problemas que compartimos en un mundo global lleno de incertidumbres y de retos. Como frenar el cambio climático para proteger el hábitat local y salvaguardar la vida del planeta, contribuir a un desarrollo económico sostenible y actuar en favor de la integración de las personas migrantes.

Amamos las Ciudades y los Pueblos rebeldes en favor de causas justas, organizados en alianzas y en redes para crear una diplomacia de las ciudades, capaces de dejar oír su voz en foros internacionales. Frente a los involucionistas que pretenden cerrar las ciudades para dejar fuera a inconformistas, marginados y a personas diferentes.

Queremos Ciudades con talento, y por tanto cultas y capaces de competir. Municipios conectados al mundo universitario, cultural y empresarial, dispuestas a afrontar los retos de la revolución tecnológica, la transición energética y la generación de conocimiento. Ciudades de oportunidades para desarrollar iniciativas creativas, diversas en lo cultural, mestizas y con un comercio local identificable. Lo contrario a ciudades aburridas, sin estrategia, franquiciadas y clonadas.

Odón Elorza / Secretario de Democracia Participativa y Transparencia de la CEF del PSOE.

San Sebastián 2 de mayo de 2019 /  Ampliación de lo publicado en InfoLibre el 6-5-2019. 

Leer más..
Suscribirse a este RSS
Odón Elorza

Espacio de diálogo e interacción con el diputado socialista por Gipuzkoa.

Copyright © 2014 - 2018 - Odón Elorza. Todos los derechos reservados.