Slider

Propuesta para el estudio de un nuevo sistema de elección directa del Alcalde.

PROPUESTA DE ESTUDIO SOBRE UNA POSIBLE REFORMA PARA LA ELECCIÓN DEL ALCALDE.

UN NUEVO ESCENARIO : REFORZAR LA DEMOCRACIA PARTICIPATIVA. 

En noviembre de 1998, el Diputado del PSOE Alfonso Perales presentó una Proposición de Ley que defendía la elección directa del Alcalde/sa por parte de la ciudadanía. La iniciativa quería modificar la Ley Orgánica de Régimen Electoral General con una fórmula de mayor participación democrática que ya está contemplada en el artículo 140 de la Constitución que señala: «... los Alcaldes serán elegidos por los Concejales o por los vecinos ...».

Este precepto guarda una similitud con el artículo 9 de la Constitución de 1931, que constituye la primera referencia en nuestro derecho histórico de la elección directa del Alcalde.

Veinte años después de aquella iniciativa en el Congreso, muchas cosas han cambiado y vivimos un tiempo difícil en el escenario de la política española. Se ha producido la entrada de nuevos partidos que no han sustituido a los que estaban, sino que se suman a ellos, multiplicando las fuerzas políticas en liza. Por su parte, el PSOE ha reforzado la democracia interna con las Primarias y nuevos cauces de participación a la militancia en la toma de decisiones.

¿Y en la sociedad, qué cabe hacer para dar un mayor protagonismo democrático a la ciudadanía por encima del cálculo de los partidos ante cada reforma?

Lo cierto es que asistimos a una crisis de la representatividad de los políticos, de demanda de una mayor participación ciudadana en las decisiones de la vida pública y de muestras de desconfianza hacia la política y los partidos. En ese marco, el PSOE también debe liderar el fortalecimiento de la democracia y analizar a fondo, en el marco de un proceso deliberativo, algunas propuestas de cambio en los procesos electorales.

Me refiero a propuestas que no resulten extrañas al PSOE o que ya se recojan en nuestros programas y resoluciones en favor de la Regeneración Democrática y la participación ciudadana.

RAZONES PARA LA PROPUESTA :

En el ámbito local, la situación de fragmentación política no debería traducirse en un obstáculo que dificulte la gobernabilidad de los Ayuntamientos e impida una gestión más cercana, ejecutiva y eficaz de la vida municipal.

Existen, por tanto, distintas razones para abordar una reforma electoral que permita la elección directa del Alcalde/sa por los vecinos:

- profundizar la democracia y actuar de modo coherente con el principio de proximidad entre la institución municipal y la ciudadanía, en particular con su Alcalde/esa, reforzando la participación democrática de los vecinos en la elección directa de su Alcalde/sa, como sucede en muchos países de Europa.

- garantizar la estabilidad y gobernabilidad de las ciudades, ante las dificultades derivadas de un panorama de gran fragmentación electoral, muy patente hoy en el caso de ciudades como Barcelona, Madrid, etc, pero sin excluir la posibilidad de acuerdos que refuercen al Alcalde/sa y su gobierno de mayoría.

- recuperar la confianza de la ciudadanía en el sistema democrático y en su capacidad de decisión, así como el prestigio de los Ayuntamientos dañado en general por los casos de corrupción y por pactos en ocasiones forzados entre partidos y agrupaciones de electores.

En definitiva, las razones que apoyan una elección directa del Alcalde/Alcaldesa por los electores son de naturaleza política; es decir, están fundadas en el avance de la democracia, en la búsqueda de una mejor gobernabilidad, de una mayor identificación del Alcalde con los electores al ser éstos quienes lo eligen directamente y, en fin, de un reforzamiento del Ayuntamiento como institución destinada a proporcionar servicios básicos a la ciudadanía y afrontar desde lo local los nuevos desafíos de un mundo globalizado.

PROCEDIMIENTO DE LA ELECCIÓN :

Elección municipal en dos urnas y a doble vuelta. Una urna para votar al candidato/a a la Alcaldía y la otra para votar las listas de concejales/as.

> Primera vuelta: Si alguno de los candidatos/as obtiene en la primera vuelta, como mínimo, el 45% de votos y saca 10 puntos de diferencia al siguiente, será proclamado alcalde/sa y su lista tendrá garantizada la mayoría absoluta de concejales. El resto se reparte proporcionalmente entre las demás listas.

> Segunda vuelta; En caso contrario, se pasaría a una segunda vuelta, cuyo objeto es reagrupar los votos que procuren un mayor apoyo electoral al Alcalde/sa y refuercen su legitimidad popular. Y sólo accederían los dos candidatos-as más cualificados en función de los resultados de la primera vuelta. Quien gane se garantiza la mayoría absoluta de los concejales/as y el resto se reparten proporcionalmente entre las listas de partidos según los resultados obtenidos en la primera vuelta en la urna de votación de las listas para concejales/as.

Este procedimiento implicaría tener un Alcalde/sa y un gobierno municipal reforzado que con las reformas necesarias disponga de los poderes de dirección política y ejecutiva. Así como una “asamblea local” o Pleno de impulso y control que reproduciría el pluralismo del espectro político municipal surgido de la votación de las listas en la primera vuelta.

PROCESO DE DEBATE POLÍTICO :

La elección directa de los alcaldes/esas por los vecinos, a dos vueltas, se concretaría tras el  dictamen de un grupo de expertos conocedores del tema, como punto de partida, para pasar al DEBATE INTERNO, con deliberación entre la militancia y los municipalistas en las Agrupaciones, posterior reunión con el Presidente de la FEMP y alcaldes/as socialistas y convocatoria del nuevo Consejo de Alcaldes/as del PSOE.

A continuación, se entraría a explicar y negociar con los demás partidos nuestra propuesta, que debiera plantearse con cierta flexibilidad.

NOTAS:

> Es importante valorar bien la cuestión de si se adjudica o no un bonus mínimo a la lista del alcalde/sa elegido por los vecinos para garantizarle la gobernabilidad; esto es, la mayoría en el Pleno. Esto afecta al principio estricto de proporcionalidad, cuando se observan tendencias contrarias en materia de reforma del régimen electoral.

> Cabe debatir sobre la posibilidad de una Moción de Censura por 2/3 de los concejales o consultar una revocación del Alcalde a petición de un 30% de vecinos.

> Habría que tocar lo justo el actual reparto de competencias para reforzar las competencias ejecutivas del alcalde/sa y también las de control e impulso político para el Pleno.

> Para los municipios menores de 500 habitantes hay que concretar la fórmula más adecuada pero no veo en ello gran problema.

Odón Elorza  /  Secretaría de Participación y Transparencia de la CEF del PSOE.

4 de marzo de 2018

Odón Elorza

Espacio de diálogo e interacción con el diputado socialista por Gipuzkoa.

Copyright © 2014 - 2018 - Odón Elorza. Todos los derechos reservados.