Slider
Odón Elorza

Odón Elorza

Agenda del Diputado. Semana del 3 al 9 de diciembre.

Agenda del Diputado. Semana del 3 al 9 de diciembre.

Lunes 3:

- 11 h. En Ferraz, Madrid. Reunión del Comité Electoral Federal del PSOE.

- Redacción de un artículo para publicar sobre el análisis del resultado de las Elecciones en Andalucia.

Martes 4:

- 12,30 h. Sede de Ferraz. Reunión de la CEF del PSOE.

Miércoles 5:

- 10,30 h. En el Congreso. Comisión de Investigación Parlamentaria del accidente del tren Alvia en Santiago

- 16,00 h. Ídem.

Jueves 6:

- 12 h. Congreso. Acto del 40 aniversario de la Constitución.

- Publicación de un artículo sobre la Reforma de la Constitución.

Viernes 7:

-  12,30 h. Madrid, Complejo de La Moncloa / Reunión del Patronato de la Fundación Centro para la Memoria de las Víctimas del Terrorismo, con orden del día.

Sábado 8:

Leer más..
  • Categoría: Blog

La reforma de la Constitución a sus 40 años.

Cuarenta años después de aprobarse aquella Constitución exitosa que daba la espalda a la dictadura y nos devolvía la democracia, con las limitaciones propias de nuestra difícil transición, necesitamos una reforma de la Carta Magna. Una Constirución que sea feminista, que impida las desigualdades crecientes, el desamparo de los jóvenes y de los desempleados mayores de 52 años, la pérdida de músculo democrático por el Estado, la crisis de cohesión en el modelo territorial, los recortes en los servicios públicos y el abandono que sienten millones de familias por las condiciones de sus empleos y ante la incertidumbre por sus Pensiones.

Por eso tenemos que afrontar con urgencia los trabajos para la renovación del pacto constitucional de 1978. Se trata de garantizar a la ciudadanía un proyecto de vida con dignidad en un marco de cohesión social, territorial y estabilidad política. Aunque la reforma resultará ahora más difícil ante la aparición del germen de un Frente Nacional de las derechas que proclaman un discurso de involución en distintos campos. 

El PSOE propone con total convicción -como partido con vocación de Gobierno y principal representante de la izquierda- tras una grave crisis económico-financiera que ha debilitado el estado del bienestar y restado legitimidad al Estado de Derecho y a los políticos, la reforma de la Constitución frente al inmovilismo y los bloqueos por parte de las derechas. Nadie debería negar la urgencia de reforzar con más democracia las reglas de juego institucional en favor de la ética pública, eliminando los aforamientos y garantizando la transparencia y la participación democrática para combatir la corrupción. 

Las mayores desigualdades las impuso el PP con sus políticas de austeridad, deshaucios y recortes, a lo que siguió el relato tramposo sobre un crecimiento económico en el que no ha habido ni reparto de sacrificios ni de beneficios. Todo ello ha abierto innumerables conflictos y convertido artículos de la Constitución en papel mojado.

Sin embargo, la condición de ciudadanía exige tener, no solo reconocidos sino garantizados, un bloque de derechos y servicios básicos como la educación, la sanidad, el empleo digno, la vivienda, las pensiones, la dependencia y la igualdad de género. Además, ha de imponer deberes, en especial en el terreno de la responsabilidad fiscal, y acreditar a las personas como parte de este país que es España.

Es evidente que a lo largo de estos cuarenta años la sociedad española ha cambiado mucho y este mundo globalizado, tecnológico, robotizado y amenazado por el cambio climático nos plantea nuevos desafíos. Esa realidad deja al descubierto que la Constitución ofrece lagunas, artículos que han quedado desfasados y una lógica ausencia de miradas al siglo XXI.

Por otra parte, la Constitución dejó abierto el sistema de organización territorial por lo que hay que completar y regular constitucionalmente lo que en plena transición quedó sin precisar, actualizando y perfeccionando nuestro Estado Autonómico como modelo de descentralización del poder. Los socialistas queremos reforzar en el modelo de autogobierno principios federalistas como la lealtad, la cohesión, la cooperación, la colaboración y mecanismos de encuentro e integración del conjunto de Pueblos de España que forman parte de un Estado plurinacional.

La reforma no podrá ser el resultado de la imposición de sus postulados por una parte ni soportará la exclusión de ninguno de los agentes políticos y sociales ni será el fruto de una negociación de salón entre expertos. En ese escenario, que se prevé complejo por el actual contexto político y la falta de cultura de pacto constitucional, la capacidad de diálogo y de cesión serán decisiva para alcanzar acuerdos equilibrados entre las fuerzas parlamentarias.

El debate protagonizado por el Parlamento ha de complementarse con la apertura a la sociedad de cauces participativos. La ciudadanía, la mayoría de la cual no pudo votar en 1978 aquel texto, no va a asistir como espectadora a un nuevo pacto constitucional porque su concepción de la democracia ha evolucionado hacia la deliberación, la participación y la transparencia de cara a la aprobación de la nueva Constitución que necesitará de un referéndum popular.

La izquierda necesita una estrategia propia para conducir un proceso que requiere reflexionar sobre el perímetro de la reforma, la metodología a seguir y las propuestas concretas a plantear a debate, aplicando mucha pedagogía constitucional. El PSOE lleva años defendiendo una reforma constitucional en sus programas. Pero se ha encontrado con la pared del inmovilismo político y con el miedo de sectores políticos y económicos a perder sus privilegios, sus amnistías fiscales y sus posiciones de poder. También la Casa Real, si desea más legitimidad, deberá superar viejos conceptos como la inviolabilidad e incorporar a sus obligaciones la transparencia fiscal.

La capacidad de gobernar del PSOE, desde alternativas diferentes a las que plantean las derechas y con Pedro Sanchez como Presidente, significa un nuevo modelo para España que va unido a una renovada Constitución que refleje los anhelos de la gran mayoría ciudadana. Pero, previo al intento del deseable consenso, será imprescindible definir bien las posiciones socialistas en el marco de un proceso democrático interno con la participación de su militancia y simpatizantes, sin renuncias de antemano y sin maximalismos. Porque es mucho lo que está en juego y lo que debiera incorporar la nueva Constitución. Y no queremos correr el riesgo de provocar mayor frustración ciudadana ni un distanciamiento de los jóvenes de las posiciones del PSOE.

 

Odón Elorza / Diputado Socialista por Gipuzkoa

6 de diciembre de 2018

Leer más..
  • Categoría: Blog

Los ultras de VOX quieren la Reconquista.

Se han encendido todas las alarmas tras la derrota del PSOE y el triunfo de quienes pretenden una involución. El PSOE estaría a punto de perder el Gobierno de Andalucía después de “ganar” las elecciones, aunque muy por debajo de las previsiones, y con pérdida de votos para las dos fuerzas de izquierda. En ese escenario irrumpe con fuerza la extrema derecha hasta el punto de que se empieza a perfilar un Frente Nacional entre el PP, C’s y VOX para gobernar Andalucía, tras un acuerdo en la sombra entre las derechas en el que los ultras tendrán la llave de todo. Eso sí, habrá mucha palabrería en las próximas semanas y un estudiado juego del despiste para intentar tapar lo que es ya un pacto de Casado y Rivera con los ultras.

Considero que las claves de los malos resultados del PSOE tienen relación con conceptos como liderazgo, hartazgo, motivación y credibilidad. Estoy convencido de que el PSOE-Andalucía sabrá hacer una lectura objetiva de los resultados y una reflexión autocrítica para sacar conclusiones de los errores. Y lo hará explorando también todas las posibilidades de continuar en el Gobierno al ser la primera fuerza. En ello tienen, especialmente Susana Diaz, el apoyo y la solidaridad de todo el PSOE.

El conflicto en Cataluña ha estado muy presente en la campaña y la defensa de la unidad de España ha sido uno de los temas centrales de la campaña por parte de las derechas. Sin embargo, los secesionistas de Cataluña no quieren ser conscientes de que sus actitudes y discursos de desprecio a todo lo español, el procés de ruptura ilegal y de confrontación ha despertado el nacionalismo españolista más rancio en diferentes territorios. Y lo que es más grave, tengo la impresión de que han celebrado los resultados en Andalucía porque a su estrategia le interesa una España rancia, de derechas, que responda a las provocaciones de los “rufianes” con todo menos con el diálogo y la negociación sobre salidas constitucionales.

Lo cierto es que la actitud de Puigdemont, Torra y los partidos secesionistas crearon la tormenta perfecta, con la colaboración de Rajoy y Rivera, para que en Andalucía se avivara y explotara el nacionalismo españolista. Por su parte, tanto Casado como Rivera iniciaron, desde la Moción de Censura, una política de crispación que ha proporcionado legitimidad y cobertura creciente al discurso ultra de VOX entre sectores de la derecha, acercándose el PP y C’s a sus posiciones también en el caso de la corriente de migrantes hacia España. En este escenario, entre unos y otros, avanza la fractura de la cohesión en el país.

Esta crisis se produce cuando, precisamente, estamos celebrando los 40 años de una Constitución de la que VOX es enemigo. Y en medio de un rechazo de Gobiernos de distintos Estados a la idea de una Europa Unida. Sabido es que VOX quiere levantar los muros y fronteras de la Europa de la guerra fría. Son los mismos que rechazan con visceralidad la Ley de Memoria, la exhumación de los restos del dictador y la apertura de fosas y cunetas en las que continúan de manera indigna las victimas del franquismo. Por eso los ultras hablan de Reconquistar ... el pasado.

Hemos llegado a una situación de emergencia que requiere más democracia y el liderazgo institucional de Pedro Sanchez y del Gobierno para profundizar en la Agenda social, feminista y ecologista. Y habrá que desarrollar una tarea de clarificación pública y pedagógica de lo que puede suponer para nuestras vidas la irrupción de VOX, que sigue la misma inercia y programa del populismo nacionalista que se extiende por Europa.

Debemos dejar bien claro que el auge de la extrema derecha representa un peligro para la democracia, no solo de cara a la formación de alianzas y gobiernos tras las próximas elecciones autonómicas, municipales y europeas, sino por el arrastre que provoca en el discurso de Casado y Rivera hacia posiciones de una auténtica involución de aquellas leyes que hoy garantizan las libertades individuales, la igualdad entre las personas, el respeto a la diversidad que incluye a las personas inmigrantes y la consolidación del sistema autonómico con gobiernos eficaces de proximidad.

El Gobierno Socialdemócrata de Pedro Sánchez tiene por delante importantes desafíos. Pienso en el objetivo de negociar los Presupuestos para 2019 sobre cuestiones que afecten a la mejora de la calidad de vida de las personas, además de promover y acordar en el Consejo de Ministros y en el Parlamento aquellos Decretos y Leyes que atiendan las demandas ciudadanas más urgentes. Me refiero a objetivos como el SMI, la reforma laboral, el Plan de Empleo para los jóvenes, las Pensiones, la Dependencia, el subsidio a los parados mayores de 52 años, las medidas para combatir la violencia machista y hacer avanzar la igualdad de género, una ley para la transición energética pactada y justa, combatir la corrupción y afianzar la regeneración democrática con nuevas medidas.

Son compromisos políticos básicos que hay que ir cerrando, con audacia y desde el diálogo y la negociación con otras fuerzas democráticas y progresistas. En ese empeño, los socialistas nos dejaremos la piel. También será necesario el concurso de buena parte de la ciudadanía, en especial de la juventud, que tras lo ocurrido en Andalucía tiene que movilizarse por la democracia, en rechazo a la involución y tomarse la revancha democrática acudiendo a votar en masa en las próximas elecciones de mayo.

 

Odón Elorza.

Secretario de Democracia Participativa y Transparencia de la CEF del PSOE /  Diputado por Gipuzkoa.

Publicado en La Hora Digital. 4 de diciembre de 2018. 

Leer más..
  • Categoría: Blog

¿Presupuestos a cambio de presos? Nunca.

Los partidos secesionistas catalanes se equivocan al poner condiciones imposibles e ilegales al Gobierno de cara a negociar unos Presupuestos para 2019 que permitan mejoras sociales e inicien transformaciones en la economía española. El President Torra y sus socios parecen ignorar que el centro del debate no puede ser el futuro de los presos del proceso soberanista sino la ciudadanía y la mejora en su calidad de vida después de años de recortes y precarización del empleo.

Leer más..
Suscribirse a este RSS
Odón Elorza

Espacio de diálogo e interacción con el diputado socialista por Gipuzkoa.

Copyright © 2014 - 2018 - Odón Elorza. Todos los derechos reservados.