Slider

Debate en la Comisión Constitucional sobre el nombramiento de Gabriela Cañas como Presidenta de la Agencia EFE.

Emisión del dictamen sobre la idoneidad y la existencia de conflicto de intereses a que se refiere la Disposición adicional tercera de la ley 3/2015 de 30 de marzo, reguladora del ejercicio del alto cargo de la Administración General del Estado, relativa a la Sra. Gabriela Cañas, propuesta por el Gobierno para presidir la Agencia EFE.

Intervención del Portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Odón Elorza, en la Comisión Constitucional celebrada el lunes 4 de mayo de 2020: 


Gracias, señora Gabriela Cañas, por comparecer hoy aquí en esta Comisión Constitucional y, sobre todo, porque al Grupo Parlamentario Socialista le ha demostrado su valentía por lo que ha expuesto y por su claridad de ideas para asumir la máxima dirección de esta empresa pública de noticias, la Agencia EFE. Son momentos realmente muy difíciles desde el punto de vista de la competencia entre medios de comunicación y por la crispación existente en el mundo de la política, con la aparición permanente, y eso afecta a los medios de comunicación, de bulos, falsas noticias, intoxicaciones, etcétera.

Además, tiene usted que afrontar, y no es poco, una situación de una empresa pública complicada; complicada ya de antes de la crisis del coronavirus y ahora más todavía con los problemas que tienen algunos de sus clientes como consecuencia de la recesión económica a la que nos ha llevado esta pandemia global.

Nos producen satisfacción los contenidos de lo que usted ha enunciado como parte de su proyecto, especialmente lo que se refiere a activar el consejo de redacción, a la puesta en marcha de ese plan estratégico inconcluso y a los principios generales que ha enunciado como compromisos en cuanto al rigor, la honestidad, la independencia y la rectificación.

Quisiera recordar que la Agencia EFE es una empresa informativa de titularidad pública, propiedad de la sociedad española en su conjunto, y que se regula de acuerdo con los procedimientos de un Estado democrático de derecho. La libertad de expresión y el derecho a una información veraz son dos realidades indisociables en nuestro ordenamiento jurídico y constitucional, y son los principios irrenunciables que inspiran y comprometen el quehacer periodístico de la Agencia EFE.

Es más, la vocación de la Agencia EFE es el servicio público en el ámbito de la información y sus funciones incluyen contribuir al ejercicio efectivo del derecho de la ciudadanía a disponer de una información veraz, relevante, de calidad y fiable, no sometida a intereses particulares, ya sean estos de naturaleza política, económica o de cualquier tipo.

Estos son los principios básicos, el enunciado del Estatuto de redacción de la Agencia EFE que usted ha incorporado en su disertación, breve, pero ceñida precisamente a este preámbulo de compromisos. Pues bien, nosotros, en base a lo que usted ha señalado, quisiéramos hacerle cinco consideraciones, a modo de objetivos, que entendemos compartidos y que expresan una preocupación, seguramente común, del Grupo Parlamentario Socialista y de usted como propuesta a la Presidencia de EFe.

Primera consideración: EFE debe abordar las cuentas con transparencia, como corresponde a una empresa pública, y garantizar la sostenibilidad económica. Segunda: EFE debe hacer el esfuerzo, como ha hecho hasta ahora, de garantizar una proyección exterior de España, especialmente en estos momentos tan delicados y sobre todo en lo referido a la lengua, la española, y la realidad plural del Estado, más en estos tiempos. Tercera consideración: les animamos a que consoliden ustedes un estilo propio, el estilo EFE; un estilo centrado como servicio público y volcado al interés general. Cuarta consideración: una línea de pluralismo e independencia que debe ir necesariamente unida al rigor y a la verificación de la noticia. Y, quinta y última consideración: la modernización, que se ha citado aquí repetidamente, que pasa por el rejuvenecimiento de la plantilla —de una media de cincuenta y tres años de edad, con gente muy buena, muy profesional, muy dedicada— y también por ampliar las herramientas tecnológicas para competir mejor con otros medios, con otras agencias, en esta jungla de la comunicación.

Queremos señalar, cómo no, que en este mundo de la información tan competitivo hay una serie de riesgos importantes para la ciudadanía, y nos referimos fundamentalmente a la existencia de una oferta informativa en la que abundan los bulos, las noticias falsas, la crónica amarilla y el nacional populismo.

Todo ello debe ser abordado con rigor, con contraste, para difundir informaciones que sean veraces, que partan de la honestidad de los profesionales y que garanticen su independencia. Son valores que nadie, excepto la empresa pública Agencia EFE, nos podrían garantizar; ningún otro servicio, ningún otro medio privado.

Estamos además en disposición de ratificar aquí que EFE no ha de actuar a disposición de ningún control político del Gobierno de turno, que no debe interferir en la independencia y autonomía de la Agencia EFE. En cambio, EFE, en un Estado democrático, ha de estar en disposición de rendir cuentas, como usted ya ha señalado acertadamente, compareciendo aquí, en el Parlamento, para dar cuenta de cuanto corresponda.

Déjeme que le diga que para certificar su espíritu crítico y su capacidad profesional, me gustaría simplemente hacer referencia a ese artículo, de los últimos que usted publicó, del El País, del día 5 de enero del presente año, titulado “El combate de la investidura”. Es muy sugerente y demuestra que, efectivamente, usted mantiene un espíritu crítico y absolutamente independiente, pese a lo que algunos han querido aquí señalar.

Para acabar, y en relación con un tema de fondo, me refiero, cómo no, a acuerdos que ha habido anteriormente, transaccionados entre los grupos parlamentarios en cuanto a la aprobación de un estatuto jurídico para la Agencia EFE. Habrá oportunidad de continuar ese debate, porque hay PNL presentadas, de entrar a fondo sobre esa cuestión y llegar a un punto de acuerdo que pudiera permitir lo que ahí se plantea y un control más efectivo por parte del Parlamento.

Existe en tal sentido —para tenerlo en cuenta— el Real Decreto 1463/2018, de 21 de diciembre, por el que se desarrollan las obligaciones del servicio público de noticias de titularidad estatal, encomendado a la Agencia EFE, y su compensación económica por el Estado. Y contamos, también para este debate de fondo, con el informe que encargó el expresidente Rodríguez Zapatero, el 23 de abril de 2004, en relación con la reforma de la red de medios de comunicación social del Estado. El debate sobre el estatuto jurídico para EFE es de mucho interés y el Grupo Socialista está convencido de que ayudará a que salga adelante lo que se ha expresado aquí por parte de todos los grupos.

Pero, por favor, evitemos que cualquier propuesta nos lleve al desastre, ese del que no hemos conseguido salir aún, y que se llama elección de los vocales del Consejo de Administracion para Radiotelevisión Española. Un proceso en el que llevamos más de dos años y no hemos sido capaces de resolver la paralización existente en la fase de concurso de candidatos.

Gracias, señora Cañas. Tiene usted el apoyo del Grupo del PSOE por su idoneidad profesional y por no existir conflicto de intereses.

Odón Elorza

Espacio de diálogo e interacción con el diputado socialista por Gipuzkoa.

Copyright © 2014 - 2018 - Odón Elorza. Todos los derechos reservados.