Slider

PROPOSICIÓN NO DE LEY sobre “la actualización de la normativa sanitaria vigente para adecuarla a las necesidades de una lucha eficaz contra la pandemia global”,

                             A LA MESA DEL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

 

El Grupo Parlamentario Socialista, de conformidad con los artículos 193 y siguientes del Reglamento de la Cámara, presenta la siguiente PROPOSICIÓN NO DE LEY sobre “la actualización de la normativa vigente para adecuarla a las necesidades de una lucha eficaz contra la pandemia global”, para su debate en la Comisión Constitucional.

Congreso de los Diputados, 22 de abril de 2020.

EL DIPUTADO, ODÓN ELORZA GONZÁLEZ

 

PORTAVOZ DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA 35-bgf

 

                                          EXPOSICION DE MOTIVOS: 

 

El pasado 11 de marzo de 2020, la Organización Mundial de la Salud calificó la situación de emergencia de salud pública, ocasionada por el COVID-19 en diferentes países de todo el planeta, como una pandemia internacional.

Desde entonces, la rápida evolución del contagio del coronavirus, a escala nacional y planetaria, ha requerido la aprobación de medidas urgentes y eficaces para hacer frente a un escenario dramático y desconocido en el campo sanitario para proteger la salud y la seguridad de la ciudadanía, frenar la progresión de la enfermedad y reforzar el sistema de sanidad pública.

En España, el Gobierno, en el ejercicio de las facultades que le atribuye el artículo 116.2 de la Constitución, acordó como respuesta la declaración del estado de alarma, conforme al artículo cuarto, apartado b), de la Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio, que fue prorrogada posteriormente en diversas ocasiones con la autorización del Congreso, conforme al art. 6.2 de la citada Ley Orgánica. Esta ley le habilita a declarar el estado de alarma, en todo o parte del territorio nacional, cuando se produzcan crisis sanitarias que supongan alteraciones graves de la normalidad.

Es constatable que la gravedad de la situación exigía la adopción, sin demora, de importantes medidas temporales para contener el virus y mitigar el impacto sanitario, social y económico en la sociedad española.

El conjunto de las administraciones públicas se han tenido que enfrentar a una situación no previsible y por tanto desconocida en su alcance y en la gravedad de sus consecuencias. Y han sido necesarias acordar, sobre la marcha, decisiones muy complejas.

La Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio, de los estados de alarma, excepción y sitio, no prevé todas las necesidades de actuación en un escenario tan complejo como el que vivimos en el siglo XXI para combatir eficazmente la COVID-19. Dicha ley, en su artículo 11 recoge un conjunto incompleto de medidas y supuestos.

Por otro lado, en su art. 12, habilita a las autoridades a adoptar las medidas recogidas en otras normas vigentes de diferente rango para la lucha contra las enfermedades infecciosas en España, que son las siguientes:

- Reglamento para la lucha contra las Enfermedades Infecciosas, Desinfección y Desinsectación, aprobado en julio de 1945.

Ley Orgánica 3/1986, de 14 de abril, de Medidas Especiales en Materia de Salud Pública, que en su artículo 3. indica: “la autoridad sanitaria, además de realizar las acciones preventivas generales, podrá adoptar las medidas oportunas para el control de los enfermos (…) así como las que considere necesarias en caso de riesgo de carácter transmisible”.

- La Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad, que en el artículo 26.1 habilita a las autoridades sanitarias a adoptar “las medidas preventivas que estimen pertinentes”, entre las que enumera expresamente algunas de estas posibles actuaciones, “y cuantas otras se encuentren sanitariamente justificadas”.

Tras las enseñanzas obtenidas en estas semanas, las citadas normas, aprobadas todas ellas hace más de treinta años, son susceptibles de actualización y adaptación para mejorar el principio de seguridad jurídica, evitando lagunas e imprecisiones en lo que se refiere a las medidas que necesiten aplicar las autoridades responsables para afrontar, en un estado de alarma, una pandemia como la que estamos sufriendo.

Sería necesario recoger con más precisión las medidas preventivas y de protección a seguir, así como incorporar nuevos protocolos y procedimientos de actuación en régimen de cogobernanza entre el Gobierno de España y los Gobiernos autonómicos.

Se trata de medidas y actuaciones relacionadas con el confinamiento de las personas en sus casas, la limitación del uso de la vía pública, el cierre de centros educativos, la paralización -por fases- de la actividad económica en empresas, servicios y locales comerciales no esenciales, la aplicación de protocolos sanitarios para la mejor defensa de la salud de la comunidad, la compra por procedimientos de emergencia en el mercado internacional de equipos de protección personal y diverso material sanitario, decisiones y acuerdos para promover la producción nacional de equipos y material sanitario, instrucciones sobre colaboración entre administraciones, criterios sobre hospitalización y protección de las personas, actuaciones sobre suministros farmacéuticos y distribución, regulación de la actividad de recursos en instalaciones de titularidad privada -hospitalaria y residencial- , etc ..

 

En base a las anteriores consideraciones, el Grupo Parlamentario Socialista presenta la siguiente:

 

                                                  PROPOSICIÓN NO DE LEY. 

 

"El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a analizar las reformas y mejoras precisas en la normativa vigente para que, en un régimen de cogobernanza entre el Gobierno de España y los Gobiernos de las Comunidades Autónomas, se incorporen las medidas, protocolos y actuaciones más adecuadas para un escenario de lucha contra una pandemia global”.

 

Nota: PNL registrada el 17 de junio de 2020. 

Odón Elorza

Espacio de diálogo e interacción con el diputado socialista por Gipuzkoa.

Copyright © 2014 - 2018 - Odón Elorza. Todos los derechos reservados.