Slider

Mi respuesta en la Comisión de Hacienda a VOX sobre eficiencia de la política fiscal.

Sr. Presidente, Señorías:


Con el equívoco discurso del aumento de la eficiencia tributaria pero manipulando los diferentes costes de la gestión de los tributos por el Estado, VOX ataca la política fiscal que siga una dirección de progresividad. La suya es una actitud reaccionaria.

La Proposición de la ultraderecha es una muestra de impostura y desfachatez. En realidad, plantean con el clásico discurso ultraliberal la rebaja sistemática de impuestos para debilitar el Estado de Bienestar y, por tanto, la viabilidad de las políticas sociales y los servicios públicos.

Dice la extrema derecha en su Proposición que los impuestos son confiscatorios y que suponen una pérdida de bienestar social provocada por el sistema fiscal, ya que los ciudadanos no obtienen contraprestación directa por el pago de impuestos”. Es una lectura populista y muy propia de la ultraderecha decir que el sistema fiscal genera una pérdida de bienestar a la ciudadanía. 

En realidad, lo que ataca la eficiencia y la eficacia del sistema tributario y perjudica el bienestar social, que solo es posible por la vía de una redistribución de rentas mediante una fiscalidad progresiva, son los siguientes problemas e incumplimientos: el fraude fiscal, la economía sumergida, la falta de conciencia fiscal, los patriotas que evaden sus rentas a paraísos fiscales, la elusión fiscal, las bonificaciones descontroladas a sociedades, las trampas con el IVA o la insuficiencia de ingresos para aumentar el gasto público.

Por cierto, en el año 2018, por cada euro invertido en la lucha contra el fraude, según el índice de eficiencia, la Agencia Tributaria recaudó 11,14 euros.

Pero ninguna de esas cuestiones claves es citada por VOX en su propuesta. La demanda en este momento de una Ley de eficiencia fiscal es una forma de ignorar los problemas y retos de una fiscalidad justa en España.

El Grupo Socialista quiere un sistema tributario justo en el que se reflejen los principios claves de igualdad y progresividad del artículo 30 de la Constitución. Y en cuanto a la eficiencia de la política impositiva, prestamos atención tanto a la eficiencia en los costes de la gestión de administración como a la eficiencia redistributiva de unos ingresos que son insuficientes para afrontar un necesario incremento del gasto público. En ingresos seguimos siete puntos por debajo de la media de la UE. 

La evaluación que hace VOX de los costes de EFICIENCIA, CUMPLIMIENTO Y ADMINISTRACIÓN así como el coste marginal de los Fondos Públicos en la gestión tributaria por el Estado es absolutamente exagerada. Por otra parte, aprovechan este debate para plantear una bajada general de los Impuestos sobre la Renta, Sociedades, Patrimonio o Sucesiones. Se trata para VOX de impedir una política fiscal progresista que es la garantía de contar con buenos servicios públicos.

Los socialistas ponemos el acento en la mejorar la eficiencia del control del gasto, en la eficiencia distributiva y en la optimización del funcionamiento de la administración tributaria. Para VOX la eficiencia impositiva se encuentra en impuestos como el IVA que propone subirlo, aunque sea un impuesto sobre el consumo regresivo que grava a toda la población por igual. Eso es para la ultraderecha la eficiencia.

La Agencia Tributaria actúa conforme a un código ético de valores, recogido en el Estatuto de los empleados públicos, y que son : honestidad e integridad, objetividad y equidad, respeto, transparencia y confiabilidad, responsabilidad y eficacia, y mejora continua.

Entre esos valores que sigue la Agencia Tributaria figura la “mejora continua”, a través de su Plan Estratégico que recoge la formulación y establecimiento de objetivos de carácter prioritario y de líneas de actuación para lograr la mayor eficiencia, eficacia y calidad en los servicios que realiza. La misión de la Agencia Tributaria consiste en “favorecer el cumplimiento voluntario de las obligaciones fiscales”. Para ello desarrolla, entre otras, una línea de actuación dirigida a la prevención del fraude mediante la prestación de servicios de información y asistencia al contribuyente para facilitar y minimizar los costes indirectos asociados al cumplimiento de las obligaciones tributarias.

También, en relación con la eficiencia, es destacable el desarrollo de la Agencia Tributaria electrónica que supone avanzar en la superación del modelo de atención presencial, evolucionando hacia un sistema digital que utiliza la inteligencia artificial para la realización de las actuaciones de información y asistencia a los contribuyentes, minorando los costes a los que estos se enfrentan en el cumplimiento de sus obligaciones fiscales.

El reto consiste en lograr una nueva relación con los obligados tributarios, basada en la utilización de vías de información, asistencia y tramitación por canales telemáticos, de manera que se puedan realizar todas las gestiones que demanden sin necesidad de desplazarse presencialmente a las oficinas, con la reducción de costes que ello conlleva para el contribuyente.

Otro eje es la reducción de la conflictividad mediante la creación por la Agencia Tributaria de Foros de Grandes Empresas, Asociaciones y Colegios de Profesionales Tributarios. Con la implementación de todas estas medidas consigue una reducción de los costes de aplicación del sistema tributario. Me reitero: sin una fiscalidad justa no se puede garantizar un Estado de Bienestar.

Por estas razones votaremos en contra de esta PNL ultra y de la enmienda contradictoria presentada por su socio, el PP.

 

*Intervención realizada en la Comisión de Hacienda de 29 de septiembre de 2020.

Odón Elorza

Espacio de diálogo e interacción con el diputado socialista por Gipuzkoa.

Copyright © 2014 - 2018 - Odón Elorza. Todos los derechos reservados.