Slider

PROPOSICIÓN NO DE LEY en relación con el conflicto del SAHARA OCCIDENTAL.

                                          A LA MESA DEL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

 

El Grupo Parlamentario Socialista, de conformidad con los artículos 193 y siguientes del Reglamento de la Cámara, presenta la siguiente PROPOSICIÓN NO DE LEY en relación con el conflicto del SAHARA OCCIDENTAL para su debate en Pleno.

 

Congreso de los Diputados, 28 de marzo de 2022.

 

EL DIPUTADO

ODÓN ELORZA GONZÁLEZ

 

                                                      EXPOSICION DE MOTIVOS :

 

Desde hace 47 años, ante la inexistencia de avances en la solución política del conflicto que atraviesa el Sáhara Occidental, y considerando la urgencia de una solución humanitaria en lo que se refiere a la situación de penuria en los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf, la contribución más efectiva y realista que puede realizar el Gobierno Español es su compromiso y su total disposición a colaborar con la ONU para impulsar que las partes reanuden las negociaciones con miras a lograr una solución política justa, duradera y aceptable para todas ellas, en el marco de un proceso de contactos y diálogo constructivo. Un diálogo que ha de versar sobre iniciativas serias y creíbles para tratar de resolver dicho conflicto.

En este sentido, la resolución más reciente de la ONU sobre la cuestión es la número 2602 de 29 de octubre de 2021. En ella, y entre otras consideraciones y manifestaciones, se dice lo siguiente:

“... Reafirmando su compromiso de ayudar a las partes a alcanzar una solución política justa, duradera y aceptable para todas ellas, basada en la avenencia, que prevea la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental en el marco de disposiciones conformes a los principios y propósitos de la Carta de las Naciones Unidas, y haciendo notar la función y las responsabilidades de las partes a este respecto.

Reiterando su exhortación a Marruecos, al Frente POLISARIO, Argelia y Mauritania para que cooperen más plenamente entre sí, incluso mediante el fomento de una mayor confianza, y con las Naciones Unidas, así como para que intensifiquen su implicación en el proceso político y avancen hacia una solución política.

Reconociendo que el logro de una solución política a esta prolongada controversia y la mejora de la cooperación entre los estados miembros de la Unión del Magreb Árabe contribuirían a la estabilidad y la seguridad, lo que a su vez generaría puestos de trabajo, crecimiento y oportunidades para todos los pueblos de la región del Sahel.

Tomando nota de la propuesta marroquí presentada al Secretario General el 11 de abril de 2007 y acogiendo con beneplácito los esfuerzos serios y creíbles de Marruecos por hacer avanzar el proceso hacia una solución, y tomando nota también de la propuesta presentada al Secretario General por el Frente POLISARIO el 10 de abril de 2007.

Alentando a las partes, en ese contexto, a que sigan demostrando la voluntad política de alcanzar una solución, incluso ahondando en sus deliberaciones sobre las respectivas propuestas y volviendo a comprometerse con las gestiones de las Naciones Unidas con realismo y espíritu de avenencia, y alentando además a los países vecinos a que contribuyan al proceso político.

Recordando sus resoluciones 1325 (2000) y 2250 (2015) y las resoluciones conexas, destacando la importancia de que las partes se comprometan a continuar el proceso de negociación mediante las conversaciones auspiciadas por las Naciones Unidas, y alentando la participación plena, efectiva y significativa de las mujeres y la participación activa y significativa de la juventud en esas conversaciones.

Reconociendo que el statu quo no es aceptable, y observando además que los progresos de las negociaciones son esenciales para mejorar la calidad de vida del pueblo del Sáhara Occidental en todos sus aspectos ...”

Dicha resolución de la ONU pone de manifiesto la necesidad de alcanzar una solución política a la cuestión del Sáhara Occidental que sea realista, viable, duradera y aceptable para todas las partes y esté basada en la avenencia.

Señala la profunda preocupación por la ruptura del alto el fuego entre las partes. Además de insistir en las penurias que siguen padeciendo los refugiados saharauis y su dependencia de la asistencia humanitaria externa, que sumados a los efectos de la pandemia de la COVID-19, ha dado lugar a una insuficiencia de los fondos destinados a quienes viven en estos campamentos.

También destaca la importancia de adaptar el enfoque estratégico de las fuerzas de la MINURSO y orientar los recursos de la Misión para garantizar el mantenimiento de la paz, la seguridad y la estabilidad en la zona.

A la vista de lo anteriormente expresado, el Grupo Parlamentario Socialista eleva al Pleno del Congreso la siguiente,  

 

                                                             PROPOSICIÓN NO DE LEY:

 

“El Congreso insta al Gobierno a:

 

1. Impulsar las conversaciones entre las partes, facilitando las negociaciones bajo sus auspicios, con el fin de alcanzar tras 47 años de conflicto, una solución política que sea justa, realista, viable, duradera, aceptable y mutuamente acordada, al conflicto del Sáhara Occidental.

2. En su caso, la propuesta de un estatus de autonomía para el territorio del Sáhara Occidental remitida por Marruecos a la ONU, como cualquier otra opción que se pudiera plantear para debatirse y acordarse por las partes, ha de permitir alcanzar una solución política justa, duradera y aceptable para todas ellas que prevea la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental en el marco de disposiciones conformes a los principios y propósitos de la Carta de las Naciones Unidas.

3. De entrada, para crear el clima adecuado, deberá garantizarse el respeto al ejercicio de las libertades democráticas y la salvaguarda de los derechos humanos en el Sáhara Occidental y en Tinduf. Es de gran interés que España aporte un contingente propio a la MINURSO.

4. Para que este proceso negociador avance y sea creíble, ha de hacerse en el marco de las resoluciones de la ONU quien ha de promoverlo bajo la tutela del Sr. Staffan de Mistura, enviado personal del secretario general de la ONU para el Sáhara Occidental, mediante el desarrollo de las funciones encomendadas a la MINURSO y el respaldo del Consejo de Seguridad.

5. España se compromete a incrementar su contribución voluntaria para financiar los programas de alimentos y atenciones sanitarias con miras a garantizar que se atiendan de manera adecuada las necesidades humanitarias básicas de los refugiados saharauis.

Odón Elorza

Espacio de diálogo e interacción con el diputado socialista por Gipuzkoa.

Copyright © 2014 - 2018 - Odón Elorza. Todos los derechos reservados.