Slider

Pregunta al Gobierno sobre la problemática de las personas que precisan aspiración y ventilación asistida.

                                              A LA MESA DEL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

D. Odón Elorza González, Diputado por Gipúzkoa, perteneciente al Grupo Parlamentario Socialista del Congreso, al amparo de lo establecido en el Art. 185 y siguientes del vigente Reglamento del Congreso de los Diputados, presenta la siguiente PREGUNTA para que le sea contestada por escrito.

                                                                     Exposición de Motivos:

La atención y cuidados elementales que precisan los ciudadanos ventilo-dependientes fuera del ámbito hospitalario no se encuentra regulada, por tanto, están en situación desprotegida como consecuencia de las carencias de la normativa vigente. Lo cierto es que en el espacio hospitalario, la delimitación de tareas o funciones es un principio que mueve el sistema de atención sanitaria.

Así, queda clara cual es la función del médico, la de los titulados de enfermería, la función del auxiliar de enfermería y lo que corresponde a los celadores. Por ejemplo, pinchar una heparina solo lo puede hacer el enfermero, cambiar un gotero igual, aunque luego hay auxiliares que lo hacen, porque no tiene ninguna complicación.

En el caso concreto de las personas que precisan respirador y aspirador de mocos, dentro del servicio hospitalario solo pueden hacer esas labores los enfermeros, aunque los auxiliares de enfermería que presten servicio en neumología hayan aprendido a hacerlo de tanto verlo. Si hacemos un poco de historia, antes los distróficos se morían jóvenes, en la mayoría de las ocasiones por neumonía con los pulmones encharcados de mocos por no poderlos expulsar.

Pero como consecuencia de los avances médicos en ventilación asistida, los pacientes sobreviven enganchados al respirador cuando se hace inevitable. Lo mismo sucede para los afectados de Esclerosis lateral amiotrófica, lesiones medulares severas y otras patologías degenerativas.

Cuando estos pacientes se han estabilizado, se les presentan dos opciones de vida: -Primera, quedar ingresados en una unidad de cuidados intensivos o en una sala hospitalaria, atendido por profesionales pero excluidos de la participación en la vida familiar y social. -Segunda, aceptar el alta e ir a sus domicilios bajo el cuidado de familiares que efectúan las atenciones relacionadas con la ventilación mecánica por insuficiencia respiratoria grave, especialmente el manejo del aspirador de mocos mediante sonda a introducir por la traqueotomía.

Cuando en su domicilio, el ventilo-dependiente cuente con el servicio municipal de ayuda a domicilio o con un programa de respiro familiar, los trabajadores del SAD no pueden hacer las tareas relacionadas con el funcionamiento del respirador y aspirador de secreciones bronquiales por estar excluida esa labor en los reglamentos de los servicios municipales de ayuda a domicilio.

En estas normativas, se consideran actuaciones excluidas del servicio las de carácter sanitario que precisen una formación específica del personal que lo realiza, como poner inyecciones, tomar la tensión, manejo de sondas, tratamientos de úlceras y escaras y suministros de medicación que impliquen conocimientos específicos. Sin embargo, una persona con preparación básica y práctica podría efectuar las tareas básicas de atención de forma personal y habilitada en cada caso particular, como de hecho lo hacen las familias.

El problema reside en que aspirar no es competencia de nadie fuera del hospital en donde la tarea corresponde a los profesionales de enfermería. La clave de la cuestión radica en el hecho de que el REAL DECRETO 1379/2008, de 1 de agosto, establece que dentro del Repertorio Nacional de certificados de profesionalidad, los auxiliares de ayuda a domicilio o en instituciones sociales (centros de día, residencias,...) se incluyen en la familia profesional de servicios socioculturales y a la comunidad. Nada de servicios de atención básica sanitaria hacia las personas que atienden.

En base a la problemática detectada, se plantean las siguientes PREGUNTAS: 

1a. ¿Quién tiene competencia y en qué ámbitos para atender a una persona ventilo-dependiente que precisa aspiración de secreciones bronquiales por traqueotomía ?  

2a. ¿Está habilitado para realizar una aspiración de secreciones bronquiales por traqueotomía un familiar al que se le han dado instrucciones básicas en una unidad de neumología?  

3a. ¿ Si en la práctica un familiar puede realizar las aspiraciones, porqué no puede hacerlo un auxiliar de ayuda a domicilio, asistente personal, gerocultor o cuidador profesional ?

4a. ¿Existe por parte del Ministerio alguna previsión para remover los obstáculos que impiden que las personas ventilo-dependientes que precisan aspiración bronquial por traqueotomía, puedan recibir atención respiratoria fuera del ámbito hospitalario por persona distinta de un familiar?  

5a. ¿Sería factible el habilitar a los asistentes de estas personas o a cualquier otro que pueda estar relacionado con la atención de ventilo-dependientes mediante cursos o prácticas impartidas por unidades de neumología homologadas a tal efecto ?

En el Palacio del Congreso, a 19 de marzo de 2012

Odón Elorza / Diputado Socialista por Gipúzkoa

Odón Elorza

Espacio de diálogo e interacción con el diputado socialista por Gipuzkoa.

Copyright © 2014 - 2018 - Odón Elorza. Todos los derechos reservados.