Vinaora Nivo Slider 3.x

No pienso prestaros mi voto para apoyar un presupuesto que no cambia el modelo de redistribución de la riqueza.

¿Pero qué os habéis creído? Estáis acusando al PSOE de irresponsable por rechazar las cuentas y los cuentos de la pareja Rajoy y Rivera (R&R) y, sin justificación alguna, sacándonos el conflicto de Cataluña a colación. Nos acusáis de aceptar no sabemos qué chantajes del PNV (dicho por quienes pactaron con los nacionalistas en 2017 y desean volver a hacerlo) y hasta nos pedís, en el colmo del cinismo, cinco votos prestados para aprobar unos Presupuestos que son hijos de una amnistía fiscal no transparente y de la insolidaridad. Pues va a ser que no. ¡Con mi voto no contéis!

Los Presupuestos para 2018 de R&R están llenos de trampas contables, algo muy propio de Montoro, de improvisaciones y parches para desmovilizar a sectores en lucha. En todo caso, bienvenidas sean las mejoras salariales para determinados colectivos, algo que venimos reclamando en estos años desde la oposición, en proposiciones de ley que el PP y C’s impiden tramitar.

Estos Presupuestos no se plantean atacar el fondo del problema del actual crecimiento económico: el empleo precario, un salario indigno, más desigualdad y más pobreza. Ni se comprometen R&R con la redistribución de la riqueza ni a acabar con los recortes del Estado de Bienestar ni con políticas de igualdad para abordar esta nueva etapa de la economía tras la reciente crisis. Tampoco las políticas de R&R traerán más democracia a España cuando mantienen secuestrada la acción legislativa del Parlamento.

En este contexto, nos presentan una serie de propuestas electoralistas y superficiales que buscan que nada de lo importante cambie. Por eso, el documento presupuestario no va unido al compromiso de negociar la derogación de leyes nefastas que siguen haciendo mucho daño a la ciudadanía, ni contempla las actuaciones para un necesario cambio del modelo económico productivo o de la política fiscal.

Tampoco recoge un suficiente crecimiento del gasto público, comparativamente de los más bajos en la Unión Europea, siendo España, tras Bulgaria, el Estado con mayor desigualdad. Para demostrar cómo entienden R&R la gobernanza democrática basta señalar que la masa salarial se ha situado al nivel de 1989 -hace 29 años- lo que explicaría, entre otras muchas más cosas, el déficit de 18.000 millones de euros de la Seguridad Social en 2017, por descenso en las cotizaciones de trabajadores y empresarios. Ejemplo de no saber gobernar.

Otro ejemplo lo tenemos en las anunciadas subidas de las pensiones; insuficientes y sin garantías para próximos años. La mejora de las pensiones muestran el fracaso de las posiciones de Rajoy hasta hace quince días, cerradas a cualquier subida superior al 0,25 %. Además, no aportan certidumbres. R&R deberían garantizar la revalorización del IPC anual, eliminar el factor de sostenibilidad, cumplir la ley para las pensiones de viudedad y quitar el copago farmacéutico.

Se impone, en definitiva, elevar la mirada más allá de los adornos de Montoro y de las frías cifras y rechazar las cuentas de Rajoy y Ribera. Que se enteren bien: para la izquierda, la democracia conlleva igualdad. Y si lo que avanzan son las desigualdades la democracia se traiciona porque no sirve a sus valores y el Estado Social de Derecho no cumple su función. El nuevo proyecto Socialdemócrata del PSOE va en una dirección alternativa.

Odón Elorza,  Diputado Socialista por Gipuzkoa.

5 de abril de 2018

Publicado en público.es

Archivo

« Junio 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Copyright © 2014 - odonelorza.com - Todos los derechos reservados.