Slider

La Socialdemocracia del PSOE traslada su nuevo modelo a la gestión de Gobierno.

Analizando los acontecimientos y el papel que juegan las izquierdas en el escenario político de una Europa escéptica, cercada por el nacionalismo y el populismo, me ratifico en la esperanza que representa, como un referente internacional, el nuevo modelo de política Socialdemócrata que quiere ensayar Pedro Sánchez desde la Presidencia del Gobierno de España. 

Son solo unos primeros pasos, incipientes, pero me consta que detrás hay un modelo de cohesión social y territorial fruto de largas reflexiones y debates congresuales en el nuevo PSOE sobre la construcción de una alternativa de gobierno. Una alternativa diferenciada de la vía neoliberal, que busca reconectar con las demandas de la mayoría ciudadana y responder a los fenómenos y problemas complejos de este siglo.

Hasta ahora, una buena parte de la opinión pública y de los analistas han sido críticos y han caído en la resignación ante la perdida de influencia y los retrocesos de unos desconcertados Partidos Socialistas, con la excepción de Portugal. Decepciones con la Socialdemocracia europea ha habido muchas en los pasados veinte años y era tiempo obligado de hacer una reflexión autocrítica para luego reconquistar la credibilidad y pasar a la accion. 

En este proceso de transición del PSOE, llegó la Moción de Censura contra Rajoy en respuesta a la corrupción, una iniciativa no buscada por los socialistas pero ineludible tras la clarificadora sentencia de la trama Gürtel. Y con la llegada de Pedro Sánchez al Gobierno empieza a tomar cuerpo y adquiere difusión internacional el proyecto de una socialdemocracia que se renueva en ideas e innova sus planteamientos para dar respuestas a los retos de una sociedad global en el siglo XXI en claves de igualdad, redistribución, sostenibilidad, feminismo, cooperación, democracia y ética.

En la actualidad, hay mucha gente y muchos movimientos sociales, no solo en Europa sino también en America Latina, que nos observan con gran interés y hasta con ilusión. Es una razón más para no desaprovechar la oportunidad que se nos ha presentado para demostrar que podemos ofrecer una alternativa de modernización del modelo económico que sea sostenible, frente a los conservadores y a las fuerzas populistas. Que otras respuestas son posibles en materia de economía digital, reparto del crecimiento, robotización y empleo digno, lucha contra los paraísos fiscales, fiscalidad justa y transparente, migraciones y refugiados, cambio climático y transición energética, regeneración de las instituciones y calidad de la democracia.

El gran examen se producirá con la presentación por el Gobierno de un presupuestario para 2019 que incorpore medidas que resulten identificables desde la izquierda y permita la recuperación gradual de la dignidad de vida de las personas en situación de precariedad e incertidumbre y los derechos sociales en un Estado de Bienestar venido a menos por culpa de las políticas neoliberales del PP. Todo ello pasa por ejercer el poder con decencia y lealtad a los principios democráticos que exige una gobernanza ética. 

Para quienes nos observan en la distancia, la posición y los compromisos de Pedro Sánchez, en diálogo permanente con la sociedad, pueden devolver la confianza en un proyecto Socialdemócrata al conjunto de la izquierda europea y a los sectores de la ciudadanía con valores progresistas que arrastran una sensación de orfandad. Porque es verdad que vivimos una etapa en la que escasean los líderes creíbles que defiendan los intereses de la mayoría social en las diferentes cumbres mundiales y en encuentros con poderosos mandatarios.

Los mercados financieros desregulados y especulativos, los amigos de los paraísos fiscales,las mafias que quieren controlar las tecnologías de la comunicación, los enemigos de la libertad y la solidaridad ya tienen quienes les representen. Es la inmensa mayoría de la humanidad quien carece de voces suficientes y sostenidas para hacerse oír. Así de compleja y de utópica va a resultar nuestra causa Socialdemócrata. Pero siempre fue igual. 

 

Odón Elorza  /  Diputado Socialista por Gipuzkoa

Madrid, 16 de julio de 2018

Odón Elorza

Espacio de diálogo e interacción con el diputado socialista por Gipuzkoa.

Copyright © 2014 - 2018 - Odón Elorza. Todos los derechos reservados.