Slider

Mi crónica desde Sevilla de la victoria ajustada de Rubalcaba en el Congreso del PSOE.

He seguido, en directo y con detalle " la final de hoy". Dos intervenciones de estilo muy diferente. Emotividad, como eje, en un lado; radicalismo y tono de mitin en el otro. Un discurso clásico, ordenado y con ejes, frente a frases cortas y mucha vehemencia. Uno se reclama también del pasado, reiterando el orgullo de Partido; el otro candidato hace más hincapié en que no hay que esperar más para hacer el cambio interno y recuperar credibilidad.

De un lado un proyecto clásico socialista con liderazgo centralizador para toda España y de otro un proyecto político radical, más difuso y defensor de la diversidad. Ambos plantean nuevas estrategias para cambiar el modelo de salida de la crisis de Merkel desde la unidad con los Partidos Socialistas de Europa y con medidas contra los mercados especulativos y los paraísos fiscales. Bastante coincidencia en las propuestas económicas . El drama humano del paro muy presente en sus intervenciones.

Se han lanzado pocas puyas entre ellos, algunas muy sibilinas para no ser captadas con claridad, pero en todo caso elegancia en sus intervenciones frente a lo que dicen los titulares de prensa. Tensión y nervios limitada a los entornos de los candidatos y poco mas; un signo de madurez. Referencia a la ética y la austeridad de los cargos socialistas pero sin citar ninguno la palabra corrupción. No lo entiendo.

Atronadores aplausos a las referencias que efectúan a un cambio total de actitud del PSOE frente a la Iglesia. Desde luego, un candidato ha tenido un discurso mucho mas brillante que el otro, eso ya se esperaba. ¿Pero ello es garantía de algo para afrontar los nuevos retos del Socialismo en un mundo globalizado o para ejercer mejor la oposición útil?

Es difícil encontrar en la vida el libro, la película, el paisaje, la persona, la luz perfecta, encontrar lo mejor. Si. En este caso faltaba una candidatura más rupturista y sin la contaminación de los errores del pasado inmediato. Pero no ha podido ser. Como tampoco que votaran los 230.000 afiliados en vez de 956. Así es la vida. Habrá que seguir peleando por nuevos objetivos democráticos, por una sociedad mas justa y por transformar la realidad.

La igualdad en la votación ha sido grande. Faltó un debate público entre ellos esta semana, para marcar las diferencias desde el respeto. El debate que les propuse por carta a los dos candidatos al inicio de estas Primarias. ¡¡ Qué error no hacerlo !!

¿Han influido los discursos de esta mañana en los pocos delegados indecisos? Estoy convencido de que Rubalcaba ha ganado por su intervención, clara y segura. Queda mucho por hacer. En todo caso, otros Partidos no hacen estos procesos que nos acercarán a una democracia de más calidad. Está bien ser innovadores.

 

Odón Elorza Diputado Socialista por Gipuzkoa

Publicado en El Diario Vasco, el 6 de febrero de 2012.

Odón Elorza

Espacio de diálogo e interacción con el diputado socialista por Gipuzkoa.

Copyright © 2014 - 2018 - Odón Elorza. Todos los derechos reservados.