Slider

La TAMBORRADA en PAZ de 2012.

Hoy, 19 de enero, podré acudir a la Parte Vieja sin temor, sin escolta y sin riesgo de que algunos fanáticos nos rodeen para agredirnos o nos insulten. Porque han sido muchos años (20) de acudir a las 23,00 horas de este día a la Plaza de la Constitución para izar la bandera de San Sebastián.

De esa manera daba comienzo la Tamborrada con motivo de la gran Fiesta del Santo Patrono, en medio de un dispositivo especial de seguridad para poder entrar y salir de la zona. Pero lo peor no era estar sometido al riesgo sino la tristeza infinita al comprobar cada año los incidentes y la instrumentalización política que hacían los abertzales del marco festivo. Para mi era el día más duro y sufrido del año.

Si, me refiero a los que ahora nos gobiernan. Montaban un decorado con pancartas sobre ETA y presos que resultaban amenazadoras e indignas en medio de las fiestas de una ciudad que buscaba la paz. Por encima de las miserias, repetía mecánicamente el día de la izada el mismo protocolo.

Vestirme de cocinero, lo que no hacían anteriores Alkates, y salir al balcón a ver "el espectáculo", evitar objetos lanzados y soportar insultos. Al menos me sentí orgulloso de conseguir (en algunos casos ordenar) la incorporación activa de las mujeres a los actos oficiales de la Plaza de la Constitución y su participación en las Tamborradas más tradicionales.

En cambio la arriada con la Sociedad La Artesana era más tranquila y me hacia olvidar las tensiones de la víspera en medio de un ambiente alegre y respetuoso.

Recuerdo aquellas izadas que hicimos con mal cuerpo y de muy mala gana, a punto de suspenderlas por haberse producido ese día, horas antes o en fechas recientes algún atentado terrorista.

Me arrepiento de no haber sido más valiente y coherente con gestos demostrativos, en la fecha del 20 de enero, de la defensa de la libertad y la vida de las personas. En especial, me dolió no suspender el acto de la izada aquel año en el que una hora antes del inicio de la Tamborrada se había producido un asesinato en una conocida Sociedad Gastronómica de la calle 31 de agosto. Pero la fiesta continuó como si tal cosa. Me limité con rabia a no "bailar" la bandera en la izada en señal de duelo y protesta hacia quienes, abajo en la Plaza, aún seguían gritando goras a ETA. Pido perdón por permitir que aquello continuara mientras me rompía de impotencia por dentro.

Claro que "hacía jugadas" para dificultar la colocación de pancartas y ordenaba quitarlas a una Guardia Municipal retraída y a la empresa de limpieza. El mérito se lo reconozco a los magníficos y sacrificados concejales socialistas de limpieza y de seguridad que se esforzaban al máximo. Pero no había manera.

Tampoco creo oportuno contar en este escrito las emboscadas que nos preparaban cada año los organizadores de la kale borroka. Los mismos, en parte, que esta noche izarán desde el balcón de la antigua Casa Consistorial una bandera de la ciudad que es casi blanca y que hasta ayer despreciaron.

 

 

Odón Elorza

Ex-alcalde de San Sebastián

19 de enero de 2012

Odón Elorza

Espacio de diálogo e interacción con el diputado socialista por Gipuzkoa.

Copyright © 2014 - 2018 - Odón Elorza. Todos los derechos reservados.