Vinaora Nivo Slider 3.x

Las razones por las que defiendo "La Pasarela ecológica de Monpas" en San Sebastián.

No conozco el caso de ninguna otra ciudad en España que haya renunciado, como San Sebastián, a una inversión del Ministerio de Medio Ambiente aprobada por el Consejo de Ministros (el 28 de marzo de 2008) con partida presupuestaria de hasta 12 millones de euros y con la obra ya adjudicada a la empresa constructora Ferrovial.

La decisión de rechazar la creación de una Pasarela peatonal y ecológica a Monpas la tomó el Alcalde Izaguirre de Bildu, en octubre de 2012, sin conocer el proyecto pero siguiendo la argumentación de la antigua Herri Batasuna y sin consultar al Pleno.

Como ex-alcalde doy testimonio de que esta actuación, estudiada y gestionada durante seis largos años, había sido objeto de un proceso de participación y consulta ciudadana en 2008 y contaba con todos los informes favorables. Incluido el del Gobierno Vasco relativo al impacto ambiental y sobre el respeto a una planta protegida por la UE y situada en el acantilado de Ulía.

El proyecto representaría un nuevo icono de la ciudad y quería ser la obra de ingeniería que conmemorase en 2013 los 200 años de la destrucción de San Sebastián, suceso ocurrido en 1813. Su autoría corresponde al ingeniero donostiarra Fernando Ruiz Lacasa -que el 08-02-14 volvía a explicar su proyecto en el DV- y reúne las características de innovación en su diseño, materiales, proceso de construcción y protección del medio natural.

Nuestro objetivo era completar un paseo peatonal junto al mar de ocho kilómetros que se inicia en El Peine del Viento de Chillida al final de la playa de Ondarreta. Y se lograba mediante esta Pasarela de 800 metros de longitud, que ofrece las condiciones de seguridad y comodidad necesarias para los usuarios y discurre por la ladera de Ulía, desde la explanada de Sagües hasta la punta de Monpas.

La Pasarela es ligera, con piso de madera y sostenida por pilares de acero galvanizado anclados en la ladera, de modo que su trazado se va elevando sobre el acantilado y está separada 8 metros de la ladera escarpada e inestable del monte Ulía. Su altura se sitúa entre los 15 y 20 metros para evitar que sea alcanzada por los oleajes extremos en los temporales. En lo relativo a la seguridad de los peatones se aportó un tomo con los estudios sobre la batimetría de la zona. La Pasarela contaría con una puerta de acceso que podría quedar cerrada en condiciones de riesgo.

Tras las elecciones municipales de 2015 el nuevo Gobierno de coalición de San Sebastián, formado por PNV y PSE, contempla en su programa la realización de la Pasarela ecológica volada sobre la mar.

En la actualidad, existe un escenario presupuestario y político más favorable para su ejecución. Por ello y porque no deberíamos renunciar a un nuevo espacio de atracción y disfrute ciudadano, he pedido como diputado en una Proposición al Gobierno central, que vuelva a incluir, retomando además las conversaciones con el Ayuntamiento, el proyecto de la Pasarela entre las partidas de inversión de los Presupuestos Generales del Estado para 2018 y siguientes. Se trata de dar feliz cumplimiento al acuerdo de un Consejo de Ministros que sigue vigente.

Odón Elorza, Diputado Socialista por Gipuzkoa

San Sebastián, 12 de enero de 2018. Publicado en El Diario Vasco

Archivo

« Mayo 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      
Copyright © 2014 - odonelorza.com - Todos los derechos reservados.