Slider
Super User

Super User

  • Categoría: Blog

El contrato de Navantia con Arabia Saudí: ¿empleo o ética?

Se han disparado las especulaciones sobre la suerte del contrato de Navantia con Arabia Saudí para suministrar cinco corbetas de guerra, lo que supone una carga importante de trabajo con 6.000 empleos al año, para el astillero de Cadiz y otros, durante los próximos cinco años.

Claro que algunos medios y las derechas se están empleando a fondo para crear alarma en la plantilla y desgastar al Gobierno, mientras el gabinete del Presidente Pedro Sánchez trata de tranquilizar los ánimos y garantizar el mantenimiento de una operación comercial de 1.800 millones.

Hablamos de la construcción de naves de guerra para el reino de Arabia Saudí, un país que tiene una relación ambigua con el yihadismo y que cuenta con un importante lobby económico y amistades “reales” de conveniencia.

Por otro lado, está influyendo en el ambiente la acertada paralización por el Ministerio de Defensa de la reventa al país árabe de 400 bombas láser de racimo y fabricación USA, en manos del ejército español, por su previsible utilización contra la población en la guerra de Yemen.

Optar por la alternativa más ética, esto es aceptar una hipotética rescisión de la compra por parte de los saudíes, supondría el paro para millares de trabajadores en los astilleros, en especial el de Cádiz. La cuestión es si, en el fondo, este tipo de contratos de Navantia supone elegir entre ética o empleo. El Gobierno, que ha heredado estos contratos, apuesta por mantener el empleo en una decisión política comprensible en un mundo en el que la ética no cotiza en bolsa ni da de comer. ¿ Es un baño de realismo o un acto de hipocresía?

En todo caso, antes que guardar silencio, como si no pasara nada, considero que resulta obligada una reflexión serena para las gentes de izquierda en esta disyuntiva. Mi intención al escupir estas líneas, con mucha dudas, es la de escuchar otras opiniones sobre el realismo político y el poder de resistencia de las convicciones.

Soy muy consciente de que teorizar es mucho más fácil que mantener el empleo en un territorio como Andalucía con un elevado nivel de paro. ¿Pero cuántas contradicciones seremos capaces de soportar en el marco de juego que nos impone un sistema de capitalismo financiero especulativo, en un mundo globalizado donde prima la competencia y se carece de cualquier regulación ética?

De ahí el imperativo ético de relanzar un proyecto Socialdemócrata para el siglo XXI que sea capaz de dar respuestas a los nuevos desafíos y que corte el camino al avance de las fuerzas populistas y de extrema derecha en distintos continentes. 

Para ser diferentes a ellos en cuestiones como la venta de armas, la respuesta a las migraciones, la lucha contra los paraísos fiscales o el freno al cambio climático, no podemos descuidar los rasgos de nuestra identidad, de nuestras convicciones como ciudadanos comprometidos con la democracia planetaria y los derechos humanos.

¿Alguien con escrúpulos piensa que gobernar es una tarea fácil que ni afecta a la conciencia ni perjudica la salud?

Odón Elorza

8 de septiembre de 2018 

Leer más..
  • Categoría: Blog

Apuntes sobre el Aquarius, Europa y la presión migratoria.

De entrada, no debemos olvidar que España - con los servicios de Salvamento Maritimo y Guardia Civil- sigue recogiendo cada día centenares de personas de origen africano en pateras que salen de Marruecos. Son acciones en las aguas del estrecho por razones humanitarias y en aplicación del derecho internacional.

En relación con la acusación al Gobierno de Pedro Sánchez de caer en la contradicción en el caso del Aquarius, es preciso denunciar a quienes siembran un discurso alarmista y de miedo con el fenómeno de la presión migratoria, cuando ellos no cumplieron su obligación humanitaria de acogida de refugiados ni lideraron soluciones de fondo en la UE en los siete años de Gobierno de Rajoy.

Lo cierto es que hoy el barco Aquarius no está en situación de emergencia ni va sobrecargado como la vez anterior y se debía intentar la aplicación de una solución coordinada en base a los criterios que marque la Comisión Europea. Porque el problema es de competencia y escala Europea y no cabe resolverlo por parte de España con buena voluntad. Los demás Estados deben sentirse concernidos sabiendo que la situación se va a volver a repetir. Con esa filosofía el Gobierno Socialdemócrata del PSOE ha negociado con otros Estados la acogida de los migrantes del Aquarius, correspondiendo 60 personas a España. ¿Qué dirán ahora las voces ultras?

En nuestro país tenemos planteado un problema interno de solidaridad entre las CCAA con la llegada de menores no acompañados (MENA) que requiere cooperación para no abusar del esfuerzo de acogida que realiza Andalucia. La Ministra Magdalena Valerio convocó una cumbre hace diez días para resolver la situación de manera solidaria y para reforzar la cohesión social pero hubo CCAA que, de manera inadmisible, no mostraron su colaboración.

La próxima cumbre de la Comisión Europea debería establecer una Directiva renovada a seguir por todos los Estados junto a un protocolo preciso para la acogida, identificación, clasificación, movilidad y asignación de cupos de refugiados para su integración en el pais de destino. Objetivos difíciles de acordar dada la actitud insolidaria de varios miembros de la UE que sostienen un discurso xenófobo y nacionalista excluyente que pone en riesgo la propia existencia de la UE.

Mientras, se intenta que funcionen mecanismos que ya se aplicaron con ocasión de la grave crisis humanitaria de refugiados de 2015 que salían por Turquía procedentes en su mayor parte de Siria. Para ello, se pretende aumentar los fondos de compensación para garantizar la función de “Gendarmería” que se realiza fuera de las fronteras de la UE: me refiero al papel de Turquía, Libia (con un Estado fallido) Túnez y Marruecos. En el caso de Marruecos, actúa pensando también en otros “frentes”, como Ceuta y Melilla, donde ha cerrado la aduana comercial como presión, el conflicto del Sahara y las dificultades para la firma de un nuevo Convenio de Pesca con la UE tras la Sentencia del Tribunal Europeo de Estrasburgo. Hablamos de importantes ayudas a esos países del Mediterráneo para que no dejen salir embarcaciones desde sus playas y actúen contra las mafias.  

La complejidad del fenómeno migratorio de origen africano, que continuará ante la existencia de guerras y conflictos, paro, falta de democracia en muchos países, efectos del cambio climático, hambruna y carencia de recursos de subsistencia para la vida de la población, provocará contradicciones internas en los Estados europeos así como tensiones, indefinición y errores en la débil política de una UE totalmente dividida por el avance del populismo. Hace falta defender una estrategia clara, regulada y con respuestas a largo plazo que incluyan previsiones demográficas para Europa y estudios sobre el papel que puede desempeñar la inmigración. Es preciso explicar lo que sucede de una manera honesta y dar argumentos para que la ciudadanía europea pueda asumir la línea a seguir.

No obstante, no se puede negar un panorama más bien negro, a corto plazo, pese a los esfuerzos, entre otros, del Presidente Pedro Sánchez en sus múltiples contactos con otros jefes de gobierno. Además, el Gobierno ha creado en España nuevos centros de acogida y un mando operativo central para el control de las fronteras así como la formulación por parte de Sánchez de un plan de propuestas estratégicas que expuso en la reciente reunión de Doñana a Angela Merkel.

Entristece pensar que solo la llegada del mal tiempo aliviará temporalmente un problema histórico, mucho más acusado en la era de la globalización, que ha venido para quedarse. No negaré que la actitud de la oposición del PP & C’s es oportunista, alarmista y contraria a un comportamiento constructivo ante un problema de Estado. Tampoco ayudan a promover desde el necesario consenso y con tiempo, políticas europeas tasadas en materia de asilo, refugio y solidaridad. Ni actuaciones en los países de origen - como el de la regulación de los flujos utilizando las embajadas- y en los de tránsito para el control de paso, medidas que han de ser aprobadas por la UE.

Odón Elorza

Diputado Socialista por Gipuzkoa

14 de agosto de 2018

Leer más..
  • Categoría: Blog

Respuesta a Spiriman tras comprobar sus injurias al querer vincularme al caso Kote Cabezudo.

Mira Spiriman, te veo estos días en tus vídeos lanzando calumnias sobre mi. Debes saber que estoy deseando que la justicia ponga fecha a la Querella Criminal que presenté hace meses en Madrid contra los miserables que te han trasladado esta basura para que la difundas.

Por supuesto que denuncié en abril el intento de linchamiento del que era objeto mi honor en las redes sociales, que no deberían ser usadas para intoxicar. Leo el tono de ira y odio de las descalificaciones que tus seguidores aportan a tu columna en Facebook, lo que me obliga a hacer el esfuerzo de argumentar. Simplemente argumentar sin caer en provocaciones.

Te han vendido, Spiriman, una noticia falsa y buscan con ello lo mismo que han hecho los medios de la extrema derecha y los fachas incrustados en las redes sociales: difundir esa basura para calumniar e injuriar mi honor gratuitamente. Los autores de las injurias buscan engordar su ego; esto es, buscan notoriedad a costa de un caso judicial y hacer negocio profesional.

Recapacita. Tu comportamiento en este asunto no es REVOLUCIONARIO, por muchos gritos, insultos y teatralización que añadas para llamar la atención de tus seguidores. Porque al acusar a ciegas te cargas el Estado de Derecho y las reglas más básicas de la Democracia. Y sobre todo porque matas la verdad, aunque tú seas un médico de urgencias.

Eres un tipo listo y si tienes interés real por todo lo relacionado con estas injurias que pretendían vincularme con el llamado “caso Kote Cabezudo”, sumario abierto en un Juzgado de San Sebastián en 2013, podrías hacer dos cosas:

- o te vienes a San Sebastián, donde yo te acompaño y te respondo a todas tus preguntas con total transparencia y además contrastas todo ello con gentes y colectivos diversos en la ciudad,

- o vas a un juzgado de inmediato y pones (o ponéis) una denuncia en regla con alguna prueba. Pero ya te adelanto que resultará imposible que encuentres testigos ni testimonios sobre algo que me relacione con los supuestos delitos de los que hablas. Nada hay y nada tengo que ocultar por más que quieran manipular la realidad. También estoy dispuesto a hablar ante quien quieras pero sin circos.

Supongo que sabes que no figuro en ese Sumario, que no hay petición de suplicatorio contra mi por parte de un juez o fiscal al Supremo, ni estoy imputado ni investigado. Tampoco existe una acusación contra mi en un juzgado. Además, el Ayuntamiento en dos informes oficiales ha notificado que no existió ningún pago, ningún tipo de ayuda ni contrato en favor de ningún acusado en el sumario citado de Cabezudo, durante los 20 años que gestioné la ciudad como alcalde.

Fueron años difíciles por culpa del terrorismo, aunque San Sebastián resistió y renació. Y no recibí ninguna denuncia al salir de la alcaldía por parte de nadie. Supongo que mirarían bien bajo las alfombras.

En resumen, ¿qué está pasando? Pues que asistimos a una truculenta y sensacionalista noticia falsa. Así que, Spiriman, no les hagas el juego y atiende mi razonable invitación.

Odón Elorza

13 de agosto de 2018

Leer más..
  • Categoría: Blog

Una derrota del Gobierno que puede superarse.

Se han precipitado y han publicado hasta la esquela. No pueden disimular las ganas que tienen de acabar con Pedro Sánchez que ganó, con apoyos no previstos, la Moción de Censura contra Rajoy como responsable de la corrupción en el PP. Y se ganó con el compromiso de afrontar con urgencia la normalización democrática de la vida institucional y la aplicación de una agenda social de urgencia. 

Este Gobierno Socialdemócrata no está muerto. Aunque reconozco el fracaso del viernes en la votación del Congreso sobre la senda del déficit público, un elemento clave en la elaboración del  Presupuesto para 2019. Unas cuentas en las que ya se podrían identificar algunas señas del nuevo proyecto alternativo del PSOE al contemplar un notable aumento del gasto público -en este caso eran 6.000 M€- y una moderada flexibilización de los objetivos del déficit manteniendo el compromiso del plan de estabilidad. Sin embargo, esa derrota era previsible cuando inició su andadura este Gobierno, aunque no se contaba con la colaboración desleal de Podemos.  

Al final, se juntó la posición de unas derechas radicalizadas, empeñadas en provocar alarma y crispación, que quieren volver a la senda de los ajustes y recortes de derechos sociales por importe de 11.000 M€, con aquellos grupos que les parecía insuficiente la propuesta de Pedro Sánchez bendecida por Bruselas y por la que hemos suspirado durante la etapa de austeridad extrema de Rajoy y Montoro.

Tampoco olvidemos la estrategia de los independentistas de querer cobrarse sus votos a cambio de obtener piezas imposibles. Puigdemont juega a desestabilizar y es un obstáculo para la solución del conflicto en Cataluña.  

Un Grupo de Podemos dividido ha cometido un grave error de cálculo por miedo a consolidar un Gobierno del que desconfía permanentemente y al que quiere tener amarrado. Su objetivo, con la vista puesta en las encuestas, consiste en rentabilizar de manera clara cualquier apoyo al Gobierno Socialdemócrata. Es posible que su exigencia desmedida se haya visto acompañada de una negociación que venía ya acotada por la posición de la Comisión Europea y de unos planteamientos doctrinales con exigencias de cambios legislativos que reducían su propia capacidad en el Parlamento para buscar un acuerdo práctico con el PSOE.  

Quién sabe si, además, el hecho de que Podemos no presida ninguna Comunidad Autónoma les ha llevado a menospreciar los 2.500 millones que hubieran recibido con la propuesta del Gobierno para destinarlos a mejorar la sanidad, la educación y los servicios sociales. En todo caso, es preciso sacar enseñanzas de lo ocurrido y tener claro que el camino está minado pero que se puede y se debe retomar la iniciativa política y la negociación tanto en materia presupuestaria como en el terreno legislativo.  

Están preparadas para su tramitación final tres leyes que darían cumplimiento a los objetivos de una Moción de Censura basada en la necesidad de acometer a fondo la regeneración democrática que la ciudadanía de esta España plural sigue reclamando. Resulta posible lograr importantes avances con Podemos, incluso de la mano de Ciudadanos, en una demostración del Gobierno de que su capacidad de diálogo se amplía para lograr amplios consensos que garanticen estabilidad política al país.  

La batalla sobre el presupuesto, que es la batalla por un reparto justo del crecimiento y por un empleo de calidad, no está pérdida. Se tendrá que retomar con una nueva propuesta al Pleno del Congreso, a finales de agosto, en la que se corrija una décima el objetivo del déficit sobre el medio punto planteado y autorizado por Bruselas, se comprometan modificaciones concretas de la regla de gasto que afecta a los Ayuntamientos y a las CCAA, se marquen los criterios básicos en la lucha contra el fraude fiscal con objetivos de nuevos ingresos a medio plazo, se acuerden las bases de las nuevas figuras impositivas dirigidas a la Banca y a las plataformas tecnológicas y se actualicen tanto el impuesto de sociedades como el del precio del diesel.  

Retomar esos asuntos se traduce en negociar sin descanso con las fuerzas parlamentarias que pudieran aportar sus votos sobre esos objetivos y no sobre otros. Ante ello, las fuerzas de izquierda han de impedir la desmovilización de la izquierda electoral.  

Están aguardando su turno leyes ya redactadas en favor de la igualdad, la eutanasia o contra la sobre-explotación laboral. Urge desmontar las disposiciones de la reforma laboral contrarias a la dignidad del empleo y que favorecen la precariedad. Se han de poner en marcha los planes contra la pobreza, aplicar las medidas del Pacto de Estado contra la violencia de género con los 210 millones, eliminar el factor de sostenibilidad de las Pensiones, incrementar el SMI, aprobar la nueva ley de Memoria y otros compromisos limitados, eso sí, para ser ejecutados en una fase corta de Gobierno. A lo anterior, una mayoría social de progreso ni quiere ni puede renunciar porque confía en superar los exámenes de septiembre.  

El Gobierno no ha llegado, en absoluto, a una situación límite en su continuidad, como gritan los analistas agoreros y los enemigos de Pedro Sánchez y el PSOE. No hay motivo para el desánimo a la primera derrota de cambio. El Presidente ya conoce lo que es la lucha épica, está comprometido con la ética política, sabe a lo que se enfrenta y tiene claras las prioridades en un escenario en el que no cabe vivir pendiente de un enroque en defensa del rey. Hacen falta movimientos de alcance en el tablero, desplazamientos largos y ambiciosos de los alfiles, combinados con el trabajo sacrificado de los peones en favor de un diálogo y negociación permanentes.    

Odón Elorza / Diputado Socialista por Gipuzkoa

Publicado en publico.es el 29 de julio de 2018

Leer más..
Suscribirse a este RSS
Odón Elorza

Espacio de diálogo e interacción con el diputado socialista por Gipuzkoa.

Copyright © 2014 - 2018 - Odón Elorza. Todos los derechos reservados.